El Gobierno exigirá más años cotizados para recortar menos las pensiones

Estudia que los coeficientes reductores en jubilación anticipada vayan desde el 6% anual con 45 años de cotización hasta el 7,5% con menos de 40 años cotizados

Colpisa

El Gobierno no descarta fórmula alguna para penalizar la jubilación anticipada y la jubilación parcial. Antes de que acabe este mes debe aprobar la reforma de ambas, ya que acaba el plazo de suspensión de la entrada en vigor de la anterior ley de reforma de las pensiones en lo que concierne a estas dos figuras. Además de adaptar y retrasar progresivamente la edad a la que los trabajadores podrán jubilarse anticipadamente, en línea con el retraso en la edad legal de jubilación, también se endurece el periodo de años cotizados exigidos para aplicar coeficientes de reducción menores.

Según la propuesta que baraja el Ministerio de Empleo, para los que se jubilen anticipadamente con menos de 40 años cotizados, el coeficiente reductor a aplicar por cada año de adelanto sería el 7,5%. De ahí iría bajando a medida que aumentaran los años cotizados: 7% por encima de 40 años cotizados; 6,5% anual por encima de 42 años cotizados y 6% por encima de 45 años cotizados. Con la ley vigente bastan 40 años cotizados para aplicar el porcentaje más bajo (6%). Eso significa que se exigirán cinco años más cotizados para aplicar coeficientes equivalentes a los de la ley actualmente en vigor. O, visto de otra manera, a igual número de años cotizados, con la próxima reforma, la cuantía de la pensión en las jubilaciones anticipadas será menor.

Para darse cuenta de cuanto más duro va a ser jubilarse anticipadamente basta hacer unos números. Una persona con 39 años cotizados que se jubile anticipadamente ahora se le aplica un porcentaje de reducción de su pensión del 6,5% por cada año de adelanto. Con la propuesta que maneja el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la pensión se recortaría un 7,5% anual.

Eso significa que si el retiro se hace cuatro años antes de la edad legal, la cuantía de la pensión se reduciría un 26% con la ley vigente, mientras que tras la reforma se recortaría un 30%. Es decir, perdería cuatro puntos porcentuales más. Supongamos una pensión de 1.000 euros mensuales, con la reducción del 26% cobraría 740 euros al mes, con la reducción del 30% serían sólo 700 euros.

El secretario de Estado de la Seguridad Social recalcó esta semana ante el Consejo Estatal de los Mayores -que reúne a las organizaciones de pensionistas- que toda anticipación de la pensión de jubilación implica un esfuerzo económico para el sistema de la Seguridad Social, que tiene que adelantar pagos de pensión, al tiempo que se ve privado de cotizaciones.

Por ello, «se modificarán los coeficientes reductores de la pensión de jubilación previstos en la Ley 27/2011, con el objetivo de favorecer a los trabajadores con carreras de cotización más elevadas, teniendo en cuenta que estos trabajadores hicieron un mayor esfuerzo de contribución, de manera que tales coeficientes serán inferiores cuando se acreditan períodos de cotización elevados». Sin embargo, en el largo plazo, al recortarse las cuantías de las pensiones por jubilación anticipada, el efecto es de un menor pago total o, al menos, de equilibrio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

El Gobierno exigirá más años cotizados para recortar menos las pensiones