El Banco de España investiga «descuadres» en la filial inmobiliaria de Bankia

La entidad financiera vuelve a sufrir un duro castigo en Bolsa, al caer un 18 %


Madrid

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha desvelado hoy que el organismo investiga operaciones inmobiliarias en Bankia Hábitat por «descuadres» en su contabilidad y «una vez que haya conclusiones, actuará en consecuencia», según han informado hoy fuentes jurídicas. Otras fuentes consultadas por Efe tras la declaración de Linde como testigo en la Audiencia Nacional añaden que es la propia Bankia, a través de sus servicios internos de auditoría y con el apoyo de equipos legales, quien está revisando antiguas operaciones inmobiliarias para tomar las acciones que legalmente proceda.

A preguntas de las acusaciones, Linde ha explicado que tras la aprobación del plan de recapitalización de Bankia diseñado por el equipo de su actual presidente, José Ignacio Goirigolzarri, con el que requería una inyección pública de 19.000 millones, se envió un informe a la Comisión Ejecutiva del regulador en el que se ponía de manifiesto algunas «deficiencias».

En concreto, en el informe, fechado el 22 de junio de 2012, se apuntaba que el plan de eficiencia y reducción de costes «no era suficiente» y se apuntaba además a que la política salarial seguía sin «gestionarse como una empresa en crisis».

También mencionaba, han precisado algunas fuentes, «descuadres» en la contabilidad de Bankia Hábitat, los cuales, según ha revelado el gobernador, está investigando el supervisor, que ha añadido que, «una vez que haya conclusiones, actuará en consecuencias».

Algunas fuentes consultadas han añadido que preguntado por si el Banco de España está investigando lo sucedido en la entidad, Linde ha respondido que «hay medidas en curso de investigación», siendo Bankia Hábitat uno de sus apartados específicos.

En su breve declaración, Linde también se ha referido al segundo plan de recapitalización elaborado por el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, a instancias del Ministerio de Economía, para subrayar que éste perdió importancia cuando se empezó a hablar de un posible rescate europeo para la banca.

«Cuando esto ocurre, se entró en un nuevo mundo, en una nueva situación», ha subrayado.

Lo mismo ocurrió con el de Goirigolzarri, que también perdió vigencia tras la firma del memorándum de entendimiento (mou) que recoge las condiciones de ayuda a la banca española, pues la estrategia de Bankia empezó a ser supervisada por la «troika» -BCE, FMI y Comisión Europea-.

Por otra parte, el gobernador ha asegurado que desconocía que el departamento que dirige Luis De Guindos hubiera exigido otro plan a Rato a pesar de contar con uno aprobado por el Banco de España, así como que el regulador hubiera planteado a los servicios jurídicos sus dudas sobre la legalidad de esta intervención.

Su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, declaró ayer, en cambio, que no le «gustó» esa irrupción pero que la aceptó por «responsabilidad», al tiempo que afirmaba que llevó a negociar restar poderes ejecutivos a Rato hasta que Economía hizo perder al Banco de España «el control de la situación».

Linde, que llegó al Banco de España en junio del pasado año, tres meses antes de que se aprobara una enmienda a la Ley de Autonomía del Banco de España para que los cargos de gobernador y subgobernador, entre otros, no cesaran al cumplir los 70 años -edad a la que está próximo-, ha sido preguntado además si aceptó su cargo poniendo como condición que se extendiese su mandato. A ello, el gobernador, ha respondido que «en absoluto».

Con su declaración se cierra la primera semana de testificales acordadas por el instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, que se retomará el próximo martes con la comparecencia del presidente en España de Lazard, Jaime Castellanos.

Otra jornada negra en Bolsa

Antes de estas revelaciones, las acciones de Bankia ya habían sufrido un duro castigo en la Bolsa, por la desconfianza de los inversores tras las últimas informaciones que apuntan que el FROB podría reducir a 0,01 euros el valor de los títulos. Así, los títulos de la entidad cedieron casi un 18 %, aunque llegaron a perder un 25 %, para terminar en 0,3370 euros. Su caída afectó al conjunto del mercado ya que el principal indicador del parqué madrileño perdió un 1,18 %, en 8.150,20 puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Banco de España investiga «descuadres» en la filial inmobiliaria de Bankia