El Congreso debatirá la iniciativa popular sobre la dación en pago antes de seis meses

El PP rectifica y acepta a última hora admitir a trámite la iniciativa popular

Los partidarios de la inicativa en el Congreso
Los partidarios de la inicativa en el Congreso Efe
Colpisa

Las horas bajas que atraviesa el Gobierno, con el escándalo de los papeles de Bárcenas y los presuntos sobresueldos en el PP, y el trágico suicidio de un matrimonio de jubilados que iban a ser desalojados de su casa por impago, forzaron la mano del grupo parlamentario popular en su inicial rechazo de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) antidesahucios. La propuesta promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), llegó al Congreso respaldada por casi un millón y medio de firmas, tres veces más de lo que exige la ley para su tramitación y contaba con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto del que tiene la mayoría absoluta. Aunque por la mañana, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, anunció que votarían en contra porque no compartían las propuestas, a mitad del pleno se sumaron a tramitar la ILP.

Las medidas que propone son la paralización con carácter retroactivo de los desahucios y de forma universal, la dación en pago (entregar la vivienda a cambio de cancelar la hipoteca) y la creación de un parque de alquiler social con las viviendas embargadas por la banca. Ahora, estas medidas se debatirán en el Parlamento en un plazo máximo de seis meses.

El diputado popular Teodoro García Egea defendió que el PP es el que ha introducido por primera vez la posibilidad de la dación en pago, aunque insistió en que esta medida es adecuada para los casos de extrema vulnerabilidad. El Gobierno aprobó un real decreto por el que se suspendían los desahucios durante dos años cuando los ingresos de la unidad familiar no superen los 1.597 euros al mes y estén en situación vulnerable, por ejemplo, en paro o familia numerosa o monoparental con dos hijos.

Abucheos

García Egea recriminó al PSOE que no hubiera hecho nada y recordó que José Luis Rodríguez Zapatero advirtió de que aceptar la dación en pago «pondría en peligro a la banca». No obstante, cuando García Egea concluyó diciendo que el PP y la PAH «van por el mismo camino» fue abucheado con gritos de «Fuera, fuera» por parte de integrantes de la PAH que asistían al debate desde la tribuna de invitados. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ordenó desalojarles, incluyendo a Ada Colau, la portavoz de la PAH, que días atrás llamó «criminal» a la banca. La policía tomó los datos a todos y uno de ellos fue detenido y trasladado a comisaría por proferir insultos. Pese a esto, Colau se felicitó por la decisión del Congreso, pero recordó que sus peticiones son «de mínimos» y exigió que «no se vea pervertida ni descafeinada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Congreso debatirá la iniciativa popular sobre la dación en pago antes de seis meses