La Xunta se enfrenta a Soria para proteger a las eólicas gallegas

Propone aumentar las primas para asegurar la viabilidad de los parques


redacción / la voz

Gobierno amigo, sí, pero si hay que poner los puntos sobre las íes, se hace. La Xunta no parece estar demasiado conforme con la política energética que está llevando a cabo el ministro de Industria, José Manuel Soria. Y así se lo está haciendo saber. A finales de diciembre, la consellería presentó unas alegaciones demoledoras a la orden de peajes eléctricos del Gobierno central, que establecía penalizaciones progresivas al exceso de consumo eléctrico, que contribuyeron a tumbar la propuesta, que no gustaba ni a la Comisión Nacional de la Energía.

Ahora, la Consellería de Industria ha vuelto a poner peros al último decreto aprobado por el Consejo de Ministros para contener las primas a las energías renovables. En forma de alegaciones, la Xunta demanda un «incremento específico nas tarifas para instalacións eólicas, de biomasa e coxeneración, que facilite unhas taxas de rendibilidade razoables». Propone, además, que las tarifas se revisen en función del IPC subyacente de diciembre y no del de octubre, ya que así mejoraría el porcentaje de la retribución.

La Xunta vende estas propuestas como un intento de establecer un marco económico estable que permita la viabilidad de la energía eólica y al mismo tiempo contener el déficit de tarifa sin que esto repercuta en el desarrollo de las energías renovables. La consellería resalta que está defendiendo «a capacidade do vento galego e o desenvolvemento do sector das enerxías renovables» en Galicia.

Guerra en el sector

Las medidas que está adoptando el Gobierno para contener el déficit de tarifa han hecho estallar una guerra abierta entre las eléctricas tradicionales, agrupadas en Unesa, y las renovables. Asociaciones de energía del sol acusaban anteayer a Soria de hundirlas y de favorecer a las primeras. La patronal reaccionó ayer culpando a los productores solares de ser los «principales causantes del déficit de tarifa». Unesa recordó que las medidas fiscales impuestas por Soria le costarán este año 4.300 millones.

La energía solar, en la picota

La agencia de calificación de crédito Fitch advirtió ayer de que las últimas medidas del Gobierno contra el déficit de la tarifa podrían poner en una situación financiera delicada a la energía solar. Fitch incluso alerta de que podría producirse el estallido de la burbuja de las renovables, un sector que en poco tiempo se ha convertido en el segundo productor del mundo, informa Reuters.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La Xunta se enfrenta a Soria para proteger a las eólicas gallegas