La Xunta evita acudir al rescate tras colocar 1.024 millones de deuda en cuatro días

Facenda asegura que queda así garantizado el pago de servicios básicos


santiago / la voz

En apenas cuatro días hábiles, Galicia ha logrado colocar en los mercados los 1.024 millones de euros de deuda pública que el Gobierno, tras la reunión del Consejo de Ministros del pasado viernes, le había autorizado a emitir para gran parte de este año 2013. Una cantidad ya distribuida en su mayoría entre inversores internacionales, en cuatro operaciones y, según la Xunta, inferior a la demanda que había en el mercado para hacerse con deuda gallega.

Para completar el programa anual de endeudamiento quedarían por colocar 400 millones más, pendientes de autorizar por el Ejecutivo central. Pero Elena Muñoz, responsable de Facenda, explicó ayer que, con este paso, Galicia garantiza durante el 2013 el pago de la prestación de servicios públicos esenciales y, lo más importante, evita acudir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), mecanismo al que tampoco recurrió en el 2012 y que puso en marcha Montoro el pasado año para atender las tensiones financieras de las comunidades.

El hecho de que Galicia haya colocado gran parte de su deuda para el conjunto del año en solo cuatro días obedece, según Facenda, a la confianza de los inversores «na solvencia, rigor e sostibilidade das súas contas», precisó Elena Muñoz. Tanto en el 2011 como el 2012, Galicia fue la primera comunidad autónoma del Estado en completar su programa anual de endeudamiento, dos ejercicios caracterizados por graves tensiones financieras y por un contexto desfavorable para la obtención de liquidez en la gran parte de las autonomías.

«Galicia foi a única comunidade de réxime común que non precisou acudir ao mecanismo habilitado para conseguir pagar aos provedores e tampouco tivo que botar man do previsto para achegar liquidez ás autonomías; dos 50.000 millóns postos a disposición das comunidades, Galicia non pediu nin un só euro», explicó la conselleira.

La Xunta recuerda que es la nueva normativa autonómica sobre disciplina presupuestaria y sostenibilidad financiera la que permite controlar el déficit y por tanto mantener un equilibrio en las cuentas que garantiza el blindaje de los pilares del Estado de bienestar, como son la sanidad, la educación y los servicios sociales.

El grupo parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) ha pedido a la Xunta detalles sobre la colocación de esos 1.024 millones de euros de deuda. Para AGE se trata de una operación «moi confusa que require de moitas explicacións». Por ejemplo, reclama los nombres de las entidades que han participado en ella y el tipo de interés comprometido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

La Xunta evita acudir al rescate tras colocar 1.024 millones de deuda en cuatro días