Encierro en Puertos para exigir que Montoro les desbloquee el convenio

Firmaron hace 7 meses unas mejoras laborales que todavía no se aplican

la voz

Puertos del Estado y sus trabajadores firmaron hace casi siete meses un convenio colectivo. Uno de lujo, en medio de la que estaba y está cayendo: una subida salarial del 4 %, un plus de productividad del 1,31 %, mantenimiento de los servicios generales y de policía portuaria que realizan, garantía de que habría contratos temporales para cubrir las bajas, posibilidad de jubilaciones anticipadas, contratos de relevo en la jubilación parcial...

Pero desde junio, que fue cuando el comité y la empresa (pública) estamparon su firma bajo el texto, no se ha producido ninguna de esas mejoras laborales pactadas. Al contrario: se les ha recortado un 5 % el salario, como a todos los funcionarios públicos, no han tenido paga extra en diciembre, les han aumentado la jornada a 37,5 horas semanales... Y todo porque la Comisión Interministerial de Retribuciones, dependiente del Ministerio de Hacienda, no ha dado su visto bueno al convenio colectivo, un trámite necesario para que se aplique el nuevo marco de relaciones laborales pactado.

Aunque el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, se comprometió a realizar las gestiones oportunas con el Ministerio de Fomento y con el de Hacienda para que ratificaran el acuerdo, aún no hay noticias de Pastor ni mucho menos de Montoro, que es el que debe, en última instancia, desbloquear el convenio.

Esa falta de información, unida a los recortes laborales que desde junio del 2010 aseguran venir sufriendo, los sindicatos UGT, CC.OO. y CIG han convocado una serie de movilizaciones que arrancaron ayer, con encierros de los miembros del comité de empresa en las autoridades portuarias -que siguen hoy-, y que podrían radicalizarse si de aquí a abril no ven las mejoras exigidas. Sobre todo, porque «los puertos van bien», señalan los sindicatos en un comunicado. Han registrado un crecimiento del 7 % y, según se vanaglorió Ana Pastor en la inauguración del PIF (punto de inspección fronteriza) de Vilagarcía, «ganaron 200 millóns de euros en beneficios», señaló Enrique Iglesias, delegado de UGT en el Puerto de Marín. Los trabajadores temen, además, que si el convenio no se ratifica antes de junio, quede superado, «dejando a la plantilla sin marco laboral propio», señaló Pedro Suárez, del comité intercentros de A Coruña.

La convocatoria, a nivel estatal, tuvo un elevado seguimiento en las cinco autoridades portuarias de interés general de Galicia, donde se ven afectados más de 600 trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Encierro en Puertos para exigir que Montoro les desbloquee el convenio