Anfaco pide que la UE cierre sus puertas a las latas de Tailandia

espe abuín REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Exige que se desautorice a las autoridades sanitarias por controles laxos

14 ene 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Las conservas de atún procedentes de Tailandia han accionado el sistema de alerta rápida de la Dirección General de Salud y Consumidores (DG-Sanco) hasta en 22 ocasiones en un año. La última es aún muy reciente; en concreto, del pasado 3 de enero. Y todas por el mismo motivo: deficiencias en la esterilización de las latas de atún.

Todas esas partidas quedaron bloqueadas en la frontera comunitaria, unas veces en la de Chipre, otras en Dinamarca e incluso en las de la extracomunitaria Noruega. Esa repetición de alertas ha motivado la intervención de la Comisión Europea, que ha instado a Tailandia, primer productor mundial de conservas de atún, a corregir deficiencias, aunque, a tenor de lo ocurrido, que el día 3 volvió a detectarse una partida mal esterilizada, las anomalías persisten.

Ante esta situación, la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas (Anfaco) considera que la Comisión Europea debería desautorizar a las autoridades sanitarias de Tailandia, por no garantizar las condiciones higiénico-sanitarias para la exportación de conservas a la Unión Europea y cerrarle las puertas.