NCG dice que rechazará casos de arbitraje bajo «amenaza o coacción»

Afectados por preferentes toman el Concello de Pontevedra

Los afectados se concentraron ayer frente a la sede principal de NCG en A Coruña.
Los afectados se concentraron ayer frente a la sede principal de NCG en A Coruña.

Los casos de arbitraje presentados ante el Instituto Galego de Consumo superan ya los 37.100, todos ellos de Novagalicia (solo Bankia y Catalunya Caixa han habilitado procesos similares, y tras la entidad gallega). De esos, 11.700 han sido aceptados por el banco, y en 10.872 casos de ellos se ha devuelto ya todo su dinero al cliente. En total, el banco ha desembolsado 208 millones de euros, a una medida de algo más de 19.000 euros por usuario, siguiendo una regla común: se le reintegra el capital, pero se descuenta la diferencia entre el interés pagado y el que habría correspondido a un depósito convencional.

Hay así 800 casos pendientes de laudo. Y un grueso de 25.000 afectados que aún no saben si su caso se aceptará o no en el arbitraje, un proceso que ahora va más lento, pero que no tiene fecha de caducidad. La entidad, en un comunicado público asegura que los casos se están revisando «por segunda vez», para detectar si hubo mala praxis.

En la misma comunicación el banco sostiene que «dado el carácter esencialmente voluntario del proceso arbitral», no aceptará «todas aquellas solicitudes que pretendan su resolución mediante amenazas o coacciones». Es la primera vez que hace una advertencia así, en respuesta a las movilizaciones que se suceden desde hace meses.

Mientras, en A Coruña medio centenar de clientes con preferentes se concentraron delante de la sede de NCG y obligaron a cerrar al público la oficina. Dos de las afectadas pasaron al interior, donde permanecieron dos horas hasta que desistieron en su intención de quedarse a dormir. Denunciaban, precisamente, la poca información sobre el arbitraje, informa María Vidal.

En el Concello de Pontevedra

A la vez, medio centenar de afectados asaltaron la planta baja del Concello de Pontevedra y permanecieron allí hasta última hora de la noche para hacer oír su voz. A media tarde anticiparon una improvisada fiesta de fin de año, sacaron champán y brindaron por recuperar su dinero, informa Nieves D. Amil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

NCG dice que rechazará casos de arbitraje bajo «amenaza o coacción»