Feijoo exige un «trato diferente» para los inversores de Novagalicia

m. cheda / r. santamarta SANTIAGO, REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

El presidente muestra su desacuerdo con el FROB, que controla el Estado, por dejar a cero la participación de los accionistas gallegos

28 dic 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Al presidente de la Xunta no le gusta en absoluto la solución dada por el FROB (Ministerio de Economía y Banco de España) a Novagalicia, dejando a cero la participación que tenían tanto Novacaixagalicia como 19 inversores gallegos. Y por ello reclama a Madrid que tenga un «trato diferenciado» hacia quien puso dinero en el banco una vez nacionalizado, es decir, ese grupo de empresarios que comprometieron 70 millones en NCG en un acto de respaldo público y económico al proyecto de una gran entidad financiera gallega.

«Me parece que a xente que invertiu diñeiro unha vez que entrou o FROB e, polo tanto, que o capital era público, debe ter unha peza separada na decisión do FROB», explicó tras el Consello de la Xunta a preguntas de los periodistas. El Estado nacionalizó la entidad gallega en septiembre del 2011 y en diciembre llegaron esos accionistas privados. ¿Y qué significa esa «peza separada»? «Que no estoy de acuerdo, que así lo he hecho saber y que así seguiré haciéndolo saber. Yo sería optimista», apostilló en una conversación informal al rematar su comparecencia ante los medios.

Asegura que esa petición para que los inversores tengan un trato aparte -para que no se les aplique directamente esa pérdida de todo su capital- ya ha sido trasladada «aos responsables do FROB e, por suposto, do Goberno de España». En ambos casos, el color político es coincidente. No es el primer enfrentamiento que tiene el dirigente gallego con el Ministerio de Economía y el Banco de España. La semana pasada ya avanzó que estudia recurrir ante los tribunales la bajísima valoración (-3.091 millones) que se hizo de Novagalicia, lo que ha provocado que la caja y los accionistas pierdan todo su capital.