¿Y están seguros mis ahorros con Novagalicia Banco?

Suceda lo que suceda con Novagalicia tras el rescate europeo, los depósitos de sus dos millones de clientes están garantizados. El comprador tendrá que asumir los créditos y depósitos que tiene la entidad

la voz

La anunciada venta de NCG Banco, sea cuando sea (que será), no supondrá un riesgo para las cuentas, depósitos, nóminas, planes de pensiones... que tienen sus clientes. La operación para proceder a un cambio de manos tendrá otras consecuencias severas (pérdida de independencia para tomar decisiones financieras, cierre de oficinas, despidos de empleados...). Pero no tendrá impacto en la clientela habitual, de la que se nutre el grueso del negocio del banco. No sucederá nada para ellos, igual que tampoco sucedió al venderse la CAM a Banco Sabadell; Unnim al BBVA; o incluso la maltrecha Caja Castilla-La Mancha a Cajastur.

Los depósitos

Garantizados hasta en casos extremos. Probablemente muchos clientes -sobre todo aquellos no familiarizados con los movimientos financieros- se estarán preguntando en las últimas semanas si el dinero está seguro en Novagalicia. Sí lo está. No sufrirá pérdida aunque otra entidad financiera se quede con el banco. De hecho, el comprador se ha de quedar con todo el activo y pasivo que tenga el banco. Si hay un depósito a un año, por ejemplo, y NCG se vende antes de que venza, el producto lo asumirá el nuevo propietario. Idéntico caso con la red de Evo (la que está fuera de Galicia) y con el Banco Gallego (cuyo 49 % es propiedad de la antigua caja gallega). El supuesto más extremo -que no se ha dado en España- es que la entidad cierre y no pueda dar servicio. Sería una situación de total excepcionalidad. Aun si se diera, el Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta 100.000 euros.

Los créditos

A pagarlos, como siempre. Al igual que el caso anterior, el banco comprador (sea nacional o internacional) tendrá que asumir la cartera de crédito que tenga Novagalicia. Antes de que eso pase buena parte de la cartera tóxica (créditos fallidos al sector inmobiliario, suelo, edificios a medias...) que tiene la entidad pasará al banco malo. Pero eso tampoco afecta al cliente de la calle.

Las oficinas

Reducción obligada de red. Esa sí es una consecuencia que verán miles de clientes en los próximos meses: su oficina más cercana, cerrada. Para conceder la ayuda pública, Bruselas exige una fuerte reducción de red que puede llegar a pequeños municipios cuyo único servicio financiero lo presta ahora Novagalicia. Eso es algo que sucede mucho en el interior de Lugo y Ourense. El cierre de la sucursal supone que el usuario tendrá que acudir a otra (de la que se le informará) para realizar sus gestiones.

La plantilla

Grandes damnificados. El rescate exigirá la venta de la red de Evo, donde trabajan unos 1.200 empleados. Y solo en Galicia, Asturias y León está prevista la salida de 1.023 trabajadores. Un empobrecimiento en el noroeste porque supone mandar a más gente al paro.

Las preferentes

Asumirán pérdidas. Los dueños de preferentes y deuda subordinada sí que tendrán que asumir una pérdida en sus ahorros que está por cuantificar. Se sabrá a mediados de mes, y oscilará entre el 30 y el 70 %. Todo un palo irreversible por decisión de la Unión Europea. Eso no quita que puedan acudir a la Justicia para denunciar que el producto que les vendieron no era lo que ellos creían haber comprado.

Las inversiones

Adiós a las grandes operaciones y al ladrillo. Los que sí se verán afectados por el rescate y posterior venta de la primera financiera gallega son aquellos que esperan grandes inversiones o los que están vinculados a la promoción inmobiliaria. La UE impide nuevas operaciones especulativas y obliga al banco a centrarse en pymes y negocio al por menor (familias).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

¿Y están seguros mis ahorros con Novagalicia Banco?