Alimentos Lácteos acumula impagos de tres meses a cientos de ganaderos

Miguel Cabana
Miguel Cabana LUGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Varias cooperativas han dejado de entregarle leche

25 nov 2012 . Actualizado a las 13:04 h.

La asfixia de la envasadora lucense Alimentos Lácteos ha llegado ya a su fase final. La planta de Outeiro de Rei constituida por varias cooperativas sobre una fábrica alquilada a Leche Pascual está envasando 1,5 millones de litros al mes, y para entrar en umbral de rentabilidad necesitaría procesar y vender casi ocho millones.

Tras una primera fase en la que el problema fue conseguir abrir mercado, inexplicablemente a lo largo del presente año los actuales administradores podrían haber renunciado a sustanciosos contratos con grandes hipermercados e incluso a operaciones de exportación. La falta de ingresos ha llevado a Alimentos Lácteos a acumular impagos de hasta tres meses con los ganaderos, algunos de ellos prácticamente en la bancarrota y asfixiados por los bancos. También varias cooperativas, que han dejado de entregarle leche una tras otra a medida que fueron entrando en situación económica insostenible. Por ello, ahora la fábrica ya recibe muy poca leche y los 80 empleados están casi sin trabajo, mientras el mercado quedó desabastecido porque demanda Deleite por su buena calidad.

Solo una cooperativa le entrega leche

La única cooperativa de peso que entrega leche a diario es La Arzuana, que es accionista mayoritaria, y cuyo presidente desde el principio intentó evitar el ingreso de más cooperativas para no perder cuota de poder.

Si se produce la quiebra, algunos afectados van a promover una investigación judicial. La Xunta prestó fondos y avales ante la banca.