El Banco Popular aprueba la ampliación de capital con un descuento del 31,6 %

El precio de la acción será de 0,401 euros para hacer «atractiva» la operación, según Ron

Ángel Ron, a la derecha, se prepara para intervenir ante la junta de accionistas del banco.
Ángel Ron, a la derecha, se prepara para intervenir ante la junta de accionistas del banco.

madrid / la voz

La junta de accionistas del Banco Popular aprobó ayer, con el 99,8 % de los votos, la ampliación de capital de 2.500 millones de euros para hacer frente a los requerimientos de capital del Gobierno sin recurrir a las ayudas públicas. El consejo de administración la había aprobado, de forma urgente, en respuesta a los resultados del test de estrés de la consultora Oliver Wyman, que cifró en 3.232 millones las necesidades de capital del banco en un escenario macroeconómico muy adverso, con menos de un 1 % de posibilidades de suceder.

El precio de las 6.243 millones nuevas acciones que se emitirán será de 0,401 euros, lo que supone un descuento del 31,6 % para los actuales accionistas que acudan a la ampliación, ya que a partir del miércoles el precio de mercado se situará en 0,585 euros. Es decir, que el accionista, que tiene derecho preferente de adquisición, conseguirá un beneficio por acción de 0,184 euros. Con este precio mínimo, la entidad quiere «hacer la operación muy atractiva», según señaló su presidente, Ángel Ron. Aquellos inversores que no sean accionistas y quieran comprar títulos tendrán que adquirir primero los derechos, que cotizarán el miércoles a 0,533 euros. Cada derecho dará la posibilidad de comprar tres acciones.

Un sindicato de 15 bancos nacionales e internacionales, encabezados por Deutsche Bank y el Santander, aseguran la colocación de 2.080 millones; el resto, hasta llegar a los 2.500, está comprometido por los accionistas de referencia, entre ellos la Fundación Barrié de la Maza.

Ron destacó la importancia de la operación, que centra «todas las miradas, dentro y fuera de España», para saber si «el banco más eficiente de Europa» es capaz de hacer una ampliación de capital con el respaldo de sus accionistas, a los que admitió se les pide un «sacrificio», en un «entorno durísimo, evitando la inyección de recursos públicos». Entre lo sacrificios está la supresión temporal del dividendo, que Ron espera pueda reanudarse en el segundo trimestre del 2013.

El presidente aseguró que el banco acata pero no comparte el resultado de Oliver Wyman, ya que considera que penaliza al Popular por tener la práctica totalidad de su negocio en España y estar orientado a las pymes, el tejido productivo del país.

Saneamiento inmobiliario

Explicó el plan de saneamiento de la entidad con el objetivo de empezar el 2013 limpio del negocio inmobiliario, para lo que acumulará anticipadamente provisiones en el 2012 de 9.300 millones, lo que representará una pérdida contable de 2.300. Aunque prevé beneficios de 500 millones en el 2013 y de 1.400 en el 2014. Asimismo señaló que se creará un banco malo para gestionar los activos problemáticos. Ron reclamó medidas de estímulo que complementen la austeridad y señaló que España saldrá de la crisis, pero «llevará tiempo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El Banco Popular aprueba la ampliación de capital con un descuento del 31,6 %