Iberia despedirá a 4.500 trabajadores

El recorte de la plantilla de la aerolínea va acompañado de una reducción de su capacidad operativa en un 15 % en el 2013, para centrarse en las rutas rentables


Iberia se suma a la oleada de despidos masivos que las compañías españolas llevan poniendo en marcha desde hace meses para recuperar sus beneficios y llenar los agujeros de sus últimas pérdidas. 4.500 trabajadores de la aerolínea se quedarán sin empleo, despidos que responden a un plan estratégico de Iberia en el que también se contempla la reducción de la capacidad operativa de la compañía y la disminución de su flota en 25 aviones. Este anuncio se produce un día después de que la aerolínea lanzase una OPA (Oferta Pública de Adquisición) de la compañía low cost Vueling.

Iberia hará un recorte de casi una cuarta parte de su plantilla, formada por 20.000 trabajadores, para recuperarse de las crecientes pérdidas que la aerolínea ha ido acumulando ultimamente. Iberia pierde 1,7 millones de euros cada día. Desde principios de año hasta el mes de septiembre, Iberia ha registrado pérdidas récord de 262 millones de euros, tal y como ha informado a través de un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores International Airlines Group (IAG), resultante de la fusión de Iberia y British Airways.

Además de los 4.500 despidos -que llegan acompañados de ajustes salariales permanentes para aquellos que se mantengan en plantilla- Iberia se centrará en el 2013 únicamente en las rutas rentables, reduciendo en un 13 % sus operaciones. La aerolínea prescindirá de cinco aviones de largo recorrido y 20 de corta distancia, suspenderá la actividad de mantenimiento a terceros que no sea rentable y los servicios de handling (servicios en tierra) que no den beneficios fuera del hub (centro de interconexiones) de Madrid.

Sumadas a estos recortes, Iberia pondrá en marcha una serie de medidas y nuevas iniciativas comerciales para incrementar los ingresos unitarios y un nuevo diseño de la página web. Y, con el objetivo de competir con las compañías de bajo coste, Iberia transformará las operaciones de corto y medio radio.

Iberia ha fijado como fecha límite el 31 de enero para alcanzar un acuerdo con los sindicatos, pero en caso de no lograrlo, la aerolínea ha indicado que serán necesarios más recortes y una mayor reducción del tamaño y de las operaciones de Iberia, para proteger el tráfico natural de largo radio en Madrid y salvaguardar el futuro de la compañía, advirtió IAG.

«Si no ponemos en marcha cambios estructurales profundos, el futuro de la compañía es sombrío», ha lamentado el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, reconociendo la dureza de las decisiones que, según Iberia, se han tomado para salvar la aerolínea y volver a ser rentables. La intención de Iberia es negociar con los sindicatos «haciendo todos los esfuerzos necesarios», pero el tiempo juega en su contra. Así, si no se alcanza un acuerdo, se tomarán decisiones «más radicales que conlleven mayores reducciones de capacidad y de empleo», ha insistido el directivo.

Este plan, que se financiará con recursos propios de Iberia, pretende detener el deterioro de caja de Iberia a mediados del próximo año y mejorar los resultados en al menos 600 millones de euros para el 2015, en línea con el objetivo de IAG de alcanzar un retorno sobre el capital del 12 % para ese año. Sánchez-Lozano, explicó que, aunque la crisis económica en España y en Europa ha afectado a la aerolínea, los problemas de Iberia son estructurales y anteriores a la situación actual del país. Iberia tiene muchas ventajas, como su excelente posición geográfica para las rutas con América Latina, junto con los lazos históricos que la unen con dicho continente, una marca fuerte y la capacidad de crecer a largo plazo en el hub madrileño, según el directivo. Pero debe modernizarse y adaptarse al nuevo entorno competitivo en el que sus costes son significativamente más altos que los de sus principales competidores, añadió.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha insistido en que el grupo hispano-británico quiere que Iberia sea fuerte y tenga éxito, y criticó que durante demasiado tiempo «la estrechez de miras y los intereses de unos pocos han dañado el futuro de muchos».

Más información:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Iberia despedirá a 4.500 trabajadores