La recesión en España casi triplicará en 2013 la prevista por el Gobierno

En el Eurogrupo, solo Grecia arrastra un panorama más sombrío que España según el FMI


EFE|COLPISA

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo hoy sin grandes cambios sus previsiones para España, cuya economía calcula que se contraerá un 1,5% en 2012 y un 1,3% en 2013, pero alertó de que los problemas de los periféricos afectan cada vez más a otros países.

Los datos publicados hoy sobre la economía española para el 2012 representan una mejora de dos décimas frente a las proyecciones de julio (del -1,7% anterior pasa al -1,5% actual, la misma tasa que calcula el Gobierno español). El Fondo empeoró, sin embargo, en una décima el dato del 2013: del -1,2 % de julio al -1,3 % que prevé ahora.

Esta cifra contrasta con la previsión del Gobierno español, que pronosticó una contracción del 0,5 % para el próximo año durante la reciente presentación de sus presupuestos generales para el 2013.

En el plano presupuestario, el Fondo prevé que España cierre 2012 con un desequilibrio del 7 % del PIB, siete décimas más que lo calculado en julio, y en el 2013 con uno del 5,7 %, un punto porcentual más que lo calculado tres meses atrás.

Ambas cifras están por encima de los objetivos de déficit pactados por el Gobierno español con Bruselas, del 6,3 % y el 4,5 % del PIB en 2012 y 2013, respectivamente.

Pese al desvío, el organismo internacional destaca los «esfuerzos de consolidación» realizados por España que tienen como objetivo un ajuste de cerca del 4 % del PIB durante 2012 y 2013.

El organismo internacional, que celebra esta semana su reunión anual conjunta con el Banco Mundial (BM) en Tokio (Japón), alerta de que la recesión en la periferia de la eurozona «está extendiéndose a otras economías en la región» y destaca que «ni siquiera Alemania es inmune».

El Fondo espera también que se modere el ritmo de consolidación fiscal en la zona euro, aunque España será una «excepción» a esa tendencia ya que debe «acelerar» su ritmo de consolidación fiscal para alcanzar los objetivos de déficit de 2012 y 2013 acordados con Bruselas, del 6,3 % y el 4,5 % del PIB, respectivamente.

El FMI advierte también en su informe sobre la elevada tasa de desempleo para España, que sitúa en el 24,9% para este año y 25,1% para el siguiente. «En Europa, más de una de cada diez personas estará desempleada a lo largo de 2013. En Grecia y España, la proporción es de uno de cada cuatro trabajadores. Casi la mitad de los jóvenes están sin trabajo en la periferia de la zona euro», afirma el informe.

En lo que se refiere a la inflación en España, el Fondo pronostica un 2,4 % tanto para este año como para el próximo.

A la recesión de España también ha contribuido, según el informe de la institución dirigida por Christine Lagarde, el «legado de elementos previos a la crisis, especialmente el alto endeudamiento de los hogares tras la burbuja inmobiliaria, que han constreñido el consumo privado».

El estado de la economía mundial se agrava

No solo España. El estado de la economía mundial se ha agravado desde comienzos del verano, concede el FMI. Europa y Estados Unidos continúan siendo los grandes lastres. De ahí que el crecimiento global se vea restringido a un anémico 3,3% este año, apenas tres décimas menos que las proyecciones para el próximo.

Las economías más avanzadas pierden fuelle a marchas forzadas. Si en 2010 crecieron en torno al 3%, la cifra se vio reducida a la mitad un año más tarde a causa de los recortes del gasto público y la debilidad del sistema financiero. Para el próximo ejercicio, el horizonte se presenta aún más sombrío, con un crecimiento de apenas el 1,3%.

Arrastrados por los problemas de los pesos pesados, la relativa buena salud de los países en vías de desarrollo y los emergentes también se resiente. China, India, Rusia y Brasil crecerán menos, lo que tendrá un impacto en el comercio mundial. «El bajo crecimiento y la incertidumbre generada por las economías más avanzadas están afectando de manera decisiva a los mercados emergentes a través de los canales financieros y comerciales», admite el economista jefe de la institución, Olivier Blanchard.

Para la zona euro, los economistas del FMI esperan este año una caída del PIB del 0,4% y para 2013 anticipan un pequeño crecimiento del 0,2%.

Hace tres meses, el Fondo esperaba una contracción de tres décimas en 2012 y un incremento del PIB del 0,7% el próximo año.

Aviso a Merkel

La previsión para Alemania se ha reducido en una y cinco décimas para 2012 y 2013, respectivamente, con lo que la economía germana crecerá un 0,9% cada año. El FMI advierte al Gobierno de Angela Merkel de que debe abordar reformas estructurales «para fortalecer el nivel relativamente bajo de inversión y el crecimiento potencial de la economía» del país.

En el marco de su asamblea en la capital japonesa, el FMI detallará sus informes sobre políticas fiscales (Fiscal Monitor) antes de publicar el miércoles el dedicado a la Estabilidad Financiera Global, que toma el pulso a la situación en los mercados. La consolidación fiscal es considerada una tarea «problemática» a causa de la desaceleración del crecimiento en muchas partes de mundo y al aumento de los riesgos a la baja. Sin embargo, el Fondo valora que «en los últimos dos años se hayan dado pasos importantes para sanear las cuentas fiscales tras su drástico deterioro en 2008 y 2009».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

La recesión en España casi triplicará en 2013 la prevista por el Gobierno