Pemex ratifica los contratos de los dos floteles para el naval gallego tras sembrar dudas desde México

La Voz

ECONOMÍA

La filial PMI encargó los barcos a Navantia y Barreras para presentar al concurso internacional que abrirá otra división de la compañía mexicana

29 sep 2012 . Actualizado a las 00:27 h.

La petrolera mexicana Pemex ha ratificado la vigencia de los contratos firmados para la construcción de dos floteles en los astilleros gallegos. Fuentes oficiales de la compañía han indicado que la controversia creada en torno a las declaraciones de su director general, Juan José Suárez Coppel, en las que aseveró que no se había contratado «ningún servicio de floteles», se debe a «una mera confusión», ya que se habría referido a la contratación por parte de PEP (Pemex Exploración y Producción), y no de la otra filial, PMI, el brazo comercial en el mercado internacional, contratante de la construcción de los buques, según aclara la petrolera.

Pemex insiste, además, en que está en vigor la alianza firmada en mayo, así como los acuerdos de Punta Langosteira y la construcción de remolcadores.

No obstante, Pemex admite que el proceso para la adjudicación de los barcos no ha finalizado. La división PEP abrirá un concurso internacional al que concurrirá PMI con la oferta de los astilleros gallegos, y también otras factorías internacionales. La compañía mexicana insiste en que habitualmente son las propuestas de su filial PMI las que ganan esos concursos. Si se diese el caso contrario, añade el portavoz de la firma, PMI se vería obligado igualmente a pagar los navíos y a darles salida en el mercado.

Declaraciones desde México

Las declaraciones de Coppel, en una rueda de prensa en México, han provocado a lo largo de la mañana una cascada de reacciones tanto por parte de la Xunta como de la propia Pemex, que en un comunicado posterior aseguraba que sí existen los contratos para los astilleros de Ferrol y Vigo y que son «plenamente válidos», que «incluyen cláusulas suspensivas que entrarán en vigor en los tiempos acordados».

El Gobierno gallego negó que no existan tales contratos y remitió al comunicado de Pemex en el que la petrolera mexicana asegura que su filial, PMI ha firmado, «tras meses de negociaciones contratos para la construcción de dos floteles en los astilleros de Navantia e Hijos de J. Barreras». «Estos contratos», explica Pemex en su comunicado que PMI identificó «oportunidades altamente competitivas en Galicia para proveer servicios de alojamiento para el personal de plataformas y que el pasado 19 de septiembre se firmó el contrato tras meses de negociaciones».

Este comunicado se difundió después de que Suárez Coppel dijera que «PEP no había contratado ningún servicio de floteles» y que estaban «buscando cuáles son las mejores alternativas que PEP pueda ver en el mercado». «No se ha contratado ningún flotel» insistió Suárez Coppel durante la rueda de prensa para añadir que «se están viendo cuáles son las mejores condiciones para ofrecerle a PEP». Es más, Coppel preguntado de nuevo al respecto, insistió en que es PEP «el que contrata» y, aseveró, «hoy no ha contratado», en alusión a los floteles.

No obstante, en la misma comparecencia, el directivo de PMI, José Manuel Carrera, repuso que «como ha sucedido en ocasiones anteriores, PMI, que es el que contrata y firma los contratos en Galicia, no es Petroleros Mexicanos, es PMI». La división comercial, según Carrera, «lo que hace es que firma contratos en Galicia para la construcción de dos floteles».

En este sentido, desde la Xunta se recalcó que es PMI quien firma los contratos y quien paga a los astilleros y después Pemex adquiere ese servicio a PMI. Si bien este extremo no se había aclarado en el anuncio de los contratos.