Santiago Niño Becerra: «El café para todos ya no va»

El experto ve la crisis como un cáncer ya localizado que ahora hay que curar


Que de la crisis no vamos a salir mañana parece claro. Y la visión de expertos como Santiago Niño Becerra (Barcelona, 1951), catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull, choca de frente con los pronósticos de algunos políticos.

-¿Hemos hecho crac del todo o todavía hay margen para seguir rompiendo?

-Durante cuatro o cinco meses aún vamos a romper más cosas. Esto es como un cáncer: la enfermedad está completamente diagnosticada y ahora toca aplicar la quimioterapia para curar. El problema es que la quimioterapia cura, sí, pero puede tener efectos secundarios, que se te caiga el pelo, por ejemplo.

-Muy gráfico lo del pelo. ¿Se aventura con plazos?

-Vendrán dos años de estancamiento, en los que la percepción será que vamos a peor cuando, en realidad, estaremos viendo los efectos de la quimioterapia: cerrarán empresas, aumentará el paro...

-Usted habla de crecimiento hacia el 2019-2020 ¿Podemos hacer algo mientras?

-Empezaremos a crecer desde abajo, yo creo que a partir del 2015. Y si se cumplen las dinámicas que se han cumplido hasta ahora en las crisis sistémicas, no será hasta el 2023 cuando empezará a verse realmente una situación estable y recuperada. Pero, evidentemente, nunca volveremos a lo de antes. Si te refieres a si el señor Juan López puede hacer algo, te respondo que no, absolutamente nada.

-Rajoy ve mejoras a más corto plazo. ¿Está mal asesorado?

-¿Te recuerdo lo de los brotes verdes? ¿Lo de la luz al final del túnel? Rajoy es un político y los políticos, máxime ahora, están un poco de gestores de la realidad, a lo que les digan. Rajoy está en otra dimensión pero, yendo a nivel de calle, De Guindos dice aquí una cosa y fuera dice otra. A la población se le está contando la cuarta parte de las cosas y, además, mal. Se quiere mantener una esperanza sustentada sobre realidades que la desmienten. Por ejemplo, la reforma laboral: tal y como se hizo no va a crear empleo, es imposible. Está pensada para que las grandes empresas ajusten sus plantillas de forma barata.

-Usted dice que hay autonomías que deben desaparecer por insostenibles. ¿Es el caso de Galicia?

-Galicia está recibiendo de fuera el 8,16 % de su PIB. Si ese 8,16 % desapareciese, ¿Galicia podría generarlo sola?

-Parece difícil...

-Pues si es difícil, Galicia tiene un problema. Cuando se diseñaron las comunidades autónomas, a finales de los setenta, la situación social, política y económica no se parecía nada a la actual. Vamos hacia una época en la que cada palo debe aguantar su vela.

-Cataluña quiere aguantar su vela y usted ha escrito que, económicamente, es viable...

-El concepto de comunidad autónoma está superado. Tenemos que ir hacia la Europa de los clústeres. Andalucía es una comunidad muy deprimida, pero en Sevilla hay un clúster aeronáutico cojonudo. ¡Pues potenciémoslo! Pero no me gaste usted miles de millones en hacer no sé qué en no sé qué sitio que no vale para nada. Perdona el ejemplo, pero ¿en qué se están utilizando los cientos de millones que costó el tinglado ese de Santiago? El café para todos ya no va, es insostenible.

-¿No se cansa de que lo consulten como si fuera vidente?

-Ocurre. Yo intento ponerme siempre en la piel del que pregunta. Hay auténticos dramas.

-¿Hay algún consejo doméstico mejor que ese de «no gastes lo que no tienes»?

-Gastar lo que no tienes ya es imposible porque la banca no da crédito. Pero, lo que sí sugeriría a alguien que tenga un excedente de renta es que reduzca deuda. Tener deudas es malo incluso desde el punto de vista psicológico. Y antes de comprar algo, aunque tengas el dinero en la mano, piénsatelo dos veces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Santiago Niño Becerra: «El café para todos ya no va»