Noam Chomsky: «España no tiene alternativa realista al rescate»

E. C. madrid / la voz

ECONOMÍA

El octogenario gurú de la izquierda estadounidense asegura a La Voz que «en las actuales circunstancias es muy probable» que las políticas de ajuste a ultranza hundan la economía

23 sep 2012 . Actualizado a las 22:49 h.

¿Cómo valoran desde EE.UU. las opiniones de Stiglitz? El octogenario gurú de la izquierda estadounidense Noam Chomsky asegura a La Voz que «en las actuales circunstancias es muy probable» que las políticas de ajuste a ultranza hundan la economía. En cuanto al rescate, afirma que «depende de las condiciones, pero en la actual situación sospecho que España no tiene una alternativa realista».

Mauro F. Guillén, director del Lauder Institute y profesor de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, afirma que las políticas de ajuste «en el caso de los países de la UE y la eurozona pueden ser desastrosas si todos ellos las ponen en práctica a la vez». Explica que «los principales socios comerciales de los países europeos son otros países europeos, excepto en el caso de Alemania, y si todos recortan a la vez, hacemos casi imposible que la demanda interna o externa les permita crecer». No cree que un rescate tenga que ser necesariamente negativo para España, ya que «depende de las condiciones, que pueden ser duras, a la griega, o más blandas». Pero considera que los que se han llevado a cabo han sido un fracaso, «puesto que todos los países han recortado al mismo tiempo».

¿Ha dejado de ser EE.UU. el país de las oportunidades? «Es un hecho que la movilidad social es menor que en los países desarrollados, lo que choca dadas sus extraordinarias ventajas», asegura Chomsky. «EE.UU. es un país a tres bandas, para el 1 % de arriba es el paraíso, para el 79 % del medio hay una cierta igualdad de oportunidades y acceso a la educación, pero para el 20 % de abajo hay pobreza, miseria, falta de oportunidades», afirma Guillén. En cuanto a si el sistema americano se «ha desplazado de una persona un voto a un dólar un voto», como dice Stiglitz, Chomsky afirma que «el dinero siempre ha jugado un papel significativo en la política, pero ahora es mucho más extremo que en el pasado».