Galicia perdió el 65 % de sus granjas lecheras durante la última década

xoán ramón alvite REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Álvaro Ballesteros

La crisis y la falta de relevo generacional, causas de la desaparición de las explotaciones

13 sep 2012 . Actualizado a las 17:48 h.

La producción láctea ha sufrido la reconversión más dura que haya padecido ningún sector económico en Galicia durante el último cuarto de siglo. A día de hoy, continúan en activo poco más de 11.000 explotaciones, únicamente una de cada tres de la que había registradas en el año 2001. La falta de relevo generacional, la incapacidad para modernizarse y dimensionarse convenientemente y, sobre todo, la falta de rentabilidad parecen ser las principales causas que justifican el hecho de que más de 20.000 ganaderías lácteas se hayan quedado por el camino durante la última década.

Lejos de frenar o ralentizarse, la sangría en el sector continúa activa y amenaza con un cierre masivo e histórico de explotaciones si no se produce, de forma inmediata, un giro brusco en la difícil coyuntura económica que padecen, a día de hoy, los granjeros gallegos.

La escasa evolución de las cotizaciones de la leche en origen, similares a las que se daban hace casi 20 años, unido al incremento de cerca del 60 % experimentado por los costes de producción en este mismo período, provocan que la mayoría de las ganaderías se muevan en unos umbrales de rentabilidad históricamente bajos o incluso inexistentes. Circunstancia que está dando lugar a que cada vez más productores se planteen muy seriamente el echar el cierre como única solución ante la imposibilidad, no solo, de lograr beneficios con su trabajo sino ya de hacer frente a sus facturas mensuales.