La Xunta presiona a Madrid para compensar a la flota de Mauritania

El sábado remata el plazo para que los afectados puedan pedir el paro

La mayor parte de la flota expulsada de Mauritania es de Marín, adonde llegó hace unas semanas.
La mayor parte de la flota expulsada de Mauritania es de Marín, adonde llegó hace unas semanas.

pontevedra / la voz

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, reclamará al Ministerio de Medio Ambiente que agilice la convocatoria de ayudas para la flota de cefalopoderos expulsada de Mauritania. Quintana reconoció que el acuerdo de la UE de julio es «moi custoso e non beneficia á flota galega».

Una delegación de seis patrones y el portavoz de la CIG, Xabier Aboi, le expusieron ayer la situación sin salida a la que se les aboca si las ayudas no llegan antes del sábado. También le instaron a hacer todo lo posible para que España bloquee en la UE la aplicación del acuerdo con Mauritania y que su renegociación permita el regreso de los 24 cefalopoderos gallegos.

A la salida del encuentro, Quintana señaló que en la toma de posesión del actual Gobierno expuso al ministro la importancia de esta flota para Galicia. Afirmó que Arias Cañete se preocupó, desde el principio, por la marcha de las negociaciones. Quintana añadió que el ministro constató que estas ya estaban en su quinta ronda y que la propuesta, que expulsaba a los cefalopoderos, «contaba co visto e prace» del anterior Gobierno.

Sobre el desamparo actual de los trabajadores, explicó: «Eu comprometinme a seguir falando co ministerio para tratar de continuar buscando unha solución transitoria en tanto non se resolvan os temas do acordo».

Preguntada sobre si se refería a ayudas, Quintana añadió: «Estamos mirando as posibilidades de convocar ordes de axudas para paliar a situación dos mariñeiros nestes momentos».

La conselleira precisó que desconocía los plazos a los que se referían los afectados y que la convocatoria de las ayudas dependía del funcionamiento administrativo del ministerio.

La flota regresó a principios de agosto. Los trabajadores tienen un contrato por campaña en su mayor parte y quince días para solicitar el desempleo, plazo que remata el sábado 25, según Aboi. El sindicalista añadió que aunque la conselleira se comprometió a ayudas retroactivas, complicaciones administrativas y jurídicas pueden hacer que solo las consiga una parte mínima. «A xente está presentando os papeis para o desemprego, e se houbese axudas non gastarían iso. Non entendemos por que se retrasan tanto porque levamos un montón de cartas ao ministerio explicando a situación e por que cos andaluces por Marrocos non foron tan lentos», afirmó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Xunta presiona a Madrid para compensar a la flota de Mauritania