Los 400 euros seguirán, pero con cambios

Rajoy anuncia mejoras, que no concreta, en la ayuda para aumentar la reinserción laboral


madrid / la voz

Hasta casi el último minuto mantuvo la incógnita, pero finalmente el Gobierno prorrogará la ayuda de los 400 euros durante otros seis meses para los parados que ya no reciben ninguna prestación por desempleo y cumplen determinados requisitos. Lo anunciaba ayer Mariano Rajoy tras su despacho con el rey en el palacio de Marivent (en Palma de Mallorca), solo un día antes de que terminara la vigencia del plan Prepara. El presidente señaló que su continuidad se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo día 24 y tendrá efectos retroactivos con fecha del 16 de agosto. Sin embargo, advirtió de que habrá cambios en este programa, que no aclaró, para «intentar que funcione mejor» y sea más eficaz, ya que su objetivo es la reinserción laboral de los desempleados. Y «eso se ha producido poco».

Rajoy argumentó que el Ejecutivo está tomando decisiones «complejas y difíciles», pero siempre ha tratado de preservar la situación de los que peor lo están pasando, entre los que señaló a los parados de larga duración que han agotado todas las prestaciones. Admitió que es una «ayuda pequeña», pero que «mejorándola tiene su sentido, sobre todo, en un momento tan difícil como este».

Gracias a la presión

La oposición y los sindicatos valoraron la decisión como una victoria propia, fruto de las presiones que han estado ejerciendo durante las últimas semanas. Así lo manifestó el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en su cuenta de Twitter: «Ha valido la pena. La presión ha obligado al Gobierno a prorrogar los 400 euros a miles de familias que lo necesitan. Era de justicia». Pero tanto los socialistas como Comisiones Obreras y UGT pidieron cautela, ya que no se sabe qué cambios se introducirán en el Prepara. El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, dijo que su partido estará «vigilante» para que el Ejecutivo «no dé gato por liebre», incluyendo nuevas condiciones para la concesión de la ayuda. El portavoz de Izquierda Plural en el Congreso, Joan Coscubiela, criticó el «cinismo» que supone vincular la ayuda a la reinserción laboral en un momento en que es muy difícil encontrar trabajo, pero calificó como buena noticia que el Gobierno haya dado «marcha atrás».

El Ministerio de Empleo no aclaró en qué consistirá la reforma de la que habló Rajoy ni si afectará al número de perceptores. Desde su creación en febrero del 2011 por el anterior Gobierno socialista hasta julio de este año, el programa había beneficiado a algo más de medio millón de personas, 27.557 de ellas en Galicia. En junio su número superaba las 211.000. Se trata de hombres en su mayoría (56 %), de bajo nivel de estudios (el 72 % no supera la educación primaria) y de mediana edad (el 84 % entre los 25 y los 54 años). El plan había supuesto un gasto de 1.051,1 millones de euros hasta mayo.

Lo único que adelantó Empleo es que las «mejoras» tendrán como objetivo «reforzar la protección de aquellas personas que más lo necesitan y mejorar el objetivo de recualificación de los desempleados». Según los datos que proporcionó el ministerio, solo el 6 % de los beneficiarios de la última edición del plan han conseguido empleo, lo que contrasta con el 20 % que lo lograron en su primera etapa (de agosto a febrero del 2011).

El presidente de la patronal asturiana (Fade), Severino García Vigón, planteó que los parados que perciben esta prestación presten algún servicio público como «limpiar montes y cunetas o plantar árboles» ante la ola de incendios que sufre el país.

El plan ha beneficiado a casi 28.000 gallegos en los últimos seis meses

La oposición se felicita por la continuidad, pero avisa que vigilará cualquier cambio

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Los 400 euros seguirán, pero con cambios