El BCE cede al fin y anuncia que sí hará «todo lo necesario» por el euro

El banco prepara medidas de intervención, como una posible compra de deuda española


redacción / la voz, agencias

Algo está pasando. Algo están tramando para mantener a flote a España y, por tanto, a Italia, y, por tanto, a Europa. De momento, el ministro de Economía, Luis de Guindos, tras su minigira europea, parece haber conseguido que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cambie ligeramente su discurso y aparque sus noes reiterados a intervenir en la crisis de deuda de España. El italiano dejó entrever ayer en Londres que retomará la compra de deuda soberana: «El BCE hará todo lo necesario para mantener el euro», dijo. «Y créanme que será suficiente», añadió.

El presidente de la autoridad bancaria europea también esperanzó a los inversores al afirmar: «Si las primas de riesgo de las deudas soberanas perjudican la transmisión de la política monetaria, entran en el marco de nuestro mandato».

En una entrevista publicada el viernes pasado en Le Monde, Draghi decía: «Nuestro mandato no es para resolver los problemas financieros de los países, sino para garantizar la estabilidad de precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con plena independencia».

El cambio de rumbo del BCE hizo reaccionar casi con euforia a los inversores. La prima de riesgo española, tras cuatro días consecutivos por encima de los 600 puntos, cayó hasta los 561. La italiana descendió también de 518 a 474. Además, la Bolsa experimentó una subida espectacular del 6,6 %, inédita en los últimos dos años. Los resultados positivos se contagiaron al resto de los parqués europeos: Milán ganó un 5,62 %; París, 4,07 %: Fráncfort, 2,75 %; y Londres, 1,36 %.

Un respiro

Es todo un respiro para España y Europa. Ya anteayer, los mercados recobraron algo de confianza cuando el gobernador del Banco Central de Austria, Ewald Nowotny, propuso convertir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -el fondo de rescate permanente en fase de creación- en una especie de banco que pueda pedir créditos al BCE y así aumentar su capacidad de intervención. Sería otra fórmula, además de la compra de bonos, para estabilizar el riesgo país y, por tanto, contener los intereses de la deuda española. La rentabilidad de los bonos españoles a diez años bajó del 7 % y cerró en el 6,92 %.

Adelante con las reformas

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó ayer que las perspectivas de recuperación de España están condicionadas a avances adicionales a nivel europeo y la implementación de las reformas anunciadas. «Las declaraciones de Draghi reiteran el compromiso del BCE para apoyar y hacer lo necesario. El mensaje principal es que en ambos países (España e Italia) han anunciado importantes medidas y la implementación es clave», indicó en la rueda de prensa quincenal el portavoz del FMI, David Hawley. El organismo tiene previsto presentar hoy su informe anual sobre la economía española.

El Gobierno de Mariano Rajoy está inmerso en la implantación de las mayores reformas de la historia del país a fin de contener el déficit público para cumplir el mandato del Eurogrupo. El Senado aprobó ayer, con los votos del PP y UPN, un techo de gasto para el 2013 de 126.792 millones, con lo que queda definitivamente fijado este primer elemento de los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, subrayó ayer que «nunca» había considerado «la más mínima posibilidad» de un rescate de España, un país «solvente» y con un Tesoro que puede hacer frente a sus pagos. «Este país, cuando se pone a hacer las cosas bien, supera las dificultades, y en muchas cosas somos la envidia de otros países europeos», incidió De Guindos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El BCE cede al fin y anuncia que sí hará «todo lo necesario» por el euro