Gayoso elude cualquier responsabilidad en la gestión de Caixanova desde el 2006

Pese a haber sido director de la entidad durante 42 años y presidente en los últimos seis, el excopresidente de Novacaixagalicia asegura que sus funciones en Caixanova antes de la fusión tenían «carácter institucional», no ejecutivas


Madrid / La Voz

El excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, ha acudido a las 10 de la mañana al Congreso para declarar en la Comisión de Economía en torno a la situación de Caixanova antes de la fusión. Gayoso ha eludido cualquier responsabilidad en las decisiones tomadas en Caixanova y en Novacaixagalicia y se ha presentado como director de Caixanova «jubilado desde el año 2006» y presidente sin funciones ejecutivas desde entonces y ex copresidente de Novacaixagalicia. Sus funciones en Caixanova y en Novacaixagalicia tenían «carácter institucional o representativo», según ha dicho, y además carecía de «poderes» en el consejo.

La intervención inicial de Fernández Gayoso, en la que además de desligarse de cualquier decisión en Caixanova desde el 2006 y de Novacaixagalicia desde su creación, ha presentado un panorama sobre la situación de Caixanova de absoluta solvencia, ha provocado la indignación de todos los intervinientes que han tomado la palabra hasta el momento. El portavoz socialista, Miguel Ángel Cortizo, se ha mostrado muy duro con Gayoso, al que ha acusado de haber «ensanchado los límites» de su «confusión» hasta «extremos increíbles». Cortizo ha tachado las palabras del excopresidente de Novacaixagalicia de «tomadura de pelo a los ciudadanos». «¿Cómo es posible que con esos números tan perfectos la entidad necesite 10.000 millones?», ha preguntado el portavoz socialista, que ha tachado «estafa» la venta de participaciones preferentes de Novacaixagalicia. El resto de grupos ha criticado también muy duramente la intervención de Gayoso, al que han reprochado que presente una situación de absoluta solvencia de Caixanova. Gayoso ha dicho que no ha tomado «ni una sola decisión personal» en Novacaixagalicia.

«¿Cómo es posible que con esos números tan perfectos la entidad necesite 10.000 millones?»

La representante del BNG, Olaia Fernández Davila, le ha recordado que tiene «mucha responsabilidad en lo que está ocurriendo» y que para que fuera presidente de Caixanova hubo que cambiar la normativa porque excedía la edad legal para seguir ejerciéndola. Ha criticado también las jubilaciones y sueldos que se autoconcedieron los dirigentes de Nocacaixagalicia después de la fusión y la colocación de participaciones preferentes desde el 2004 cuando ya en el 2003 el Banco de España había cuestionado estos productos. Ha criticado también que la Xunta avalara el informe elaborado por una agencia que consideraba viable la fusión de Caixanova y Caixa Galicia, que finalmente ha resultado fallida y va a costar 10.000 millones de euros a los ciudadanos. Respecto a esta cuestión, Fernández Gayoso ha señalado que él «nunca» tuvo el informe sobre la fusión encargado por la Xunta a KPMG, ya que que no se le facilitó a la entidad. Sobre las reticencias de Caixanova a fusionarse con Caixa Galicia, el excopresidente de Novacaixagalicia ha señalado que «quien se oponía era el consejo» de la entidad de ahorros que él presidía.

Por el PP, Fernando López Amor ha acusado a Gayoso de haberse «gustado como un torero» al presentar su gestión en Caixanova a pesar de que «de éxito en éxito» ha llegado al «mayor desastre del sector financiero».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos

Gayoso elude cualquier responsabilidad en la gestión de Caixanova desde el 2006