Montoro insiste en que no hay dinero

natalia bore MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

El Gobierno se queda completamente solo en el Congreso en la aprobación de los recortes

20 jul 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

En la más absoluta soledad. Así que quedó ayer el Gobierno para convalidar el decreto que recoge las medidas de recorte para atajar el déficit público y ahorrar 65.000 millones en dos años. Solo el PP, con 180 votos, permitió al Ejecutivo salvar el trámite en el Parlamento, ya que el resto de los grupos -en conjunto 131 votos- se opusieron. Incluso UPN, que tradicionalmente, al igual que CiU, respaldaba al Gobierno, optó por abstenerse, mientras que los grupos minoritarios de la izquierda abandonaron el hemiciclo porque no querían ser «cómplices».

La tensión se disparó a lo largo de una sesión en la que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, desplegó los argumentos ya conocidos para defender el mayor hachazo de la democracia al Estado de bienestar, recibiendo críticas durísimas, a excepción de su partido.

La «penuria financiera del Estado» es lo que ha «obligado» al Ejecutivo -que actúa «por necesidad» y empujado por Bruselas- a sacar el machete. «Hay que renunciar a lo que no es financiable, a lo que no es posible», arrancó el ministro en su defensa de los «ajustes», abriendo la puerta a nuevos recortes.