Rafael Doménech: «España necesita ayuda de Europa»

Sostiene que pertenecer al club del euro evita el hundimiento del país


redacción / la voz

Es Rafael Doménech economista jefe de Economías Desarrolladas del servicio de estudios del BBVA, que acaba de publicar un informe sobre Galicia. Concluye que la comunidad cerrará el año con un crecimiento negativo del 1,1 %, que supone dos décimas menos de caída que la media nacional, fijada por el banco en el -1,3 %.

-¿Cómo será el 2013?

-Ha habido un empeoramiento de las perspectivas de cara al 2013. En agosto publicaremos nuestro nuevo escenario macroeconómico.

-¿Cuándo se van a calmar los mercados?

-Vemos complicado que se relajen de manera inmediata. El proceso va a ser lento, porque esta es una crisis de deuda, con desequilibrios acumulados muy importantes durante muchos años y su limpieza va a llevar tiempo, pero necesitamos que se normalice ya la prima de riesgo.

-Ya, pero ¿cómo?

-En cuanto el mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) esté operativo, algo que ocurrirá en las próximas semanas, y empiece a comprar deuda.

-Entre tanto, la prima de riesgo sigue desbocada y el banco central de Alemania ya habla de que España debe pedir el rescate. ¿Usted que cree?

-Que tanto para la reestructuración del sistema bancario como para la reducción de las tensiones en los mercados financieros, España necesita, de una manera o de otra, recibir ayuda de nuestros socios comunitarios. La forma específica de esa ayuda es algo que se tiene que decidir políticamente, pero yo, más que verlo como una desventaja, creo que hay que verlo como una de las grandes ventajas de pertenecer al club de las economías desarrolladas como es el de la eurozona. Pertenecer a ese equipo es lo que nos ha permitido esquivar hasta ahora una situación de restricción crediticia masiva y de desplome mucho más drástico de la actividad, como han vivido en el pasado algunas economías emergentes. Pero gracias a estar en el Eurogrupo hemos podido contar con la ayuda del BCE y de las instituciones europeas para poder sortear escenarios de riesgo mucho peores. La ayuda, sea del grado que sea, tenemos que plantearla en positivo.

-Sin Europa, ¿España acabaría como Argentina entonces?

-Argentina fue un buen ejemplo de lo que supone un cierre de los mercados cuando no se dispone de la liquidez, que en nuestro caso nos ha aportado el BCE.

-El Gobierno acaba de anunciar unas medidas de recorte histórico. ¿Cómo afectarán a la economía?

-Es un ajuste fiscal que supone un recorte de cinco puntos del PIB repartidos en tres años. Van a tener su efecto sobre la actividad económica, pero se puede ver compensado en la medida en que consigan aplacar las tensiones financieras. De todos modos, tenemos que pensar que el ajuste fiscal es inevitable para una economía que tiene unas necesidades de financiación, de liquidez y con tanta dependencia de los mercados financieros internacionales. Es un ajuste que hay que hacer.

-Una de las condiciones para que Europa inyecte 100.000 millones a la banca española es que los bancos, solventes o no, deben tener una provisión del 9 % del capital. ¿Le parece justo?

-Es una exigencia que ya se impuso a las entidades sistémicas en octubre del año pasado, por lo tanto, una parte importante del sistema bancario español ha cumplido con eso; ahora lo que se hace es extender esa exigencia al resto de las entidades.

Rafael Doménech economista jefe del servicio de estudios del bbva

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Rafael Doménech: «España necesita ayuda de Europa»