Castellano:«Encontramos cosas que nos hubiera gustado no encontrar»

Castellano y González-Bueno cuestionan la ética de los exgestores de la caja

González-Bueno y José María Castellano se muestran confiados con el éxito del proyecto, que calificaron de vital para Galicia
González-Bueno y José María Castellano se muestran confiados con el éxito del proyecto, que calificaron de vital para Galicia
la voz

La gestión de la caja que dio origen a Novagalicia Banco sigue pasando factura a la entidad casi un año después de su fundación. En este tiempo, NCG ha perdido, además de dinero, confianza y la reputación, algo que el presidente de la entidad, José María Castellano, y el consejero delegado, César González-Bueno, se han propuesto recuperar con una gestión profesionalizada, pero antes de nada pidiendo perdón por los errores del pasado, de los que no se consideran causantes, pero si responsables de darles solución.

Así lo explicaron ayer ambos responsables de NCG Banco en la entrevista concedida a Vía V, el espacio de análisis de actualidad de V Televisión que presenta y dirige Fernanda Tabarés.

«Nos encontramos cosas que nos hubiera gustado no encontrar», afirmó Castellano, en un ejercicio de sinceridad, en el que narró la situación en la que se encontraba la entidad cuando asumió la presidencia. «Había unos contratos blindados aprobados con anterioridad, cuya cuantía yo desconocía, porque eran de la caja y yo no podía entrar en las cuentas de la caja, pero éticos no eran».

Castellano explicó que los inversores de NCG decidieron cambiar el equipo ejecutivo, hecho que precipitó la salida de los exdirectivos con las indemnizaciones millonarias que ahora son objeto de una investigación. «Al único que le dije que no continuaba fue a José Luis Pego. Gregorio Gorriarán me dijo él que se iba, Óscar Rodríguez Estrada se iba a jubilar y desistió y García de Paredes se pasó al banco», reveló el presidente de NCG Banco, al tiempo que reconoció que este directivo fue el único que, con su renuncia a una parte del capital, demostró ser crítico con las cuantías de la indemnización.

Castellano se mostró crítico con el modelo de gestión de las cajas: «Su gobernanza no es un modelo a seguir; en los consejos de administración había personas muy respetadas pero eran consejos poco profesionalizados». Sobre el futuro de la entidad, ambos ejecutivos descartaron toda opción que no pase por una recapitalización pública que NCG ha estimado en 6.000 millones. «Es la cifra que planteamos, pero hay ahora mismo 14 auditores junto con el Banco de España haciendo una revisión con luz y taquígrafos para determinar la cantidad exacta», explicó González-Bueno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Castellano:«Encontramos cosas que nos hubiera gustado no encontrar»