Crecen las presiones para que Gayoso dimita de su cargo en Novacaixagalicia

Consejeros de la antigua Caixa Galicia se plantean presentar hoy una renuncia en bloque


redacción / la voz

Julio Fernández Gayoso presidirá esta mañana su primer consejo de administración de Novacaixagalicia como imputado por la Audiencia Nacional por autorizar las prejubilaciones de oro de cuatro altos cargos de la antigua caja (más de 20 millones de euros en total) sin informar al Banco de España.

A sus 80 años, el veterano directivo de la caja (entró en la entidad hace 64 años) está literalmente acorralado por la presión social, partidos políticos, sindicatos y trabajadores de la caja que, durante las últimas horas, desde que el juez Ismael Moreno decidió abrir la causa contra él y los exdirectivos José Luis Pego, Gregorio Gorriarán, Óscar Rodríguez Estrada y Javier García de Paredes, no han cesado de pedir su dimisión.

Pero todo indica que Fernández Gayoso no prevé abandonar voluntariamente el cargo, al que se mantiene aferrado a pesar de que esa será una petición expresa del consejo de administración que hoy se dará cita en Vigo. «Tal es la convicción de que su labor en la caja es necesaria, que el copresidente desoye los consejos de su entorno más leal recomendándole la renuncia al cargo», aseguran fuentes conocedoras de la convulsión interna que vive Novacaixagalicia.

Las mismas fuentes explican que la reunión de hoy podría ser la oportunidad decisiva para dar un vuelco a la situación si, finalmente, los vocales procedentes de la antigua Caixa Galicia optan por presentar su dimisión para forzar la marcha de Fernández Gayoso. «Tomaremos una decisión conjunta en las próximas horas. Todos tenemos ganas de que esto se acabe», aseguraba ayer uno de los consejeros.

«No debe seguir»

¿Qué harán los vocales procedentes de la antigua Caixanova? Fuentes de este sector en el consejo aseguran que, en general, la postura es de lealtad hacia Fernández Gayoso, pero no descartan ningún escenario en la junta de hoy. «Puede haber movimientos, porque muchos pensamos que Gayoso no debe seguir», aseguran.

El conselleiro de la Presidencia, Alfonso Rueda, afirmó ayer que «as demisións son cuestións persoais. Alá cada un coa súa ética». Sobre las indemnizaciones dijo: «Dende o principio dixemos que non estabamos de acordo, non eran de recibo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Crecen las presiones para que Gayoso dimita de su cargo en Novacaixagalicia