El Banco de España alerta de que la recesión se agrava

Copisa

No podía ser de otro modo. La crisis de la deuda soberana ha oscurecido aún más el panorama económico y el Banco de España ya advierte de que la actividad ha disminuido a un ritmo más intenso en el segundo trimestre. Si en el período enero-marzo el producto interior bruto se contrajo el 0,3 % respecto a los meses finales del 2011, y cuatro décimas con relación a un año antes, el instituto emisor alerta de que, según los indicadores adelantados, el deterioro se habría agravado. La mayoría de los datos adelantados refrendan este empeoramiento.

El consumo se hunde

El consumo privado se ha venido abajo, con la confianza de los hogares y las ventas del comercio minorista por debajo de los niveles del primer trimestre. Lo mismo ocurre con las ventas de coches y la facturación de bienes y servicios de consumo que realizan las grandes empresas. Prosigue la caída de la inversión en bienes de equipo, y el comportamiento desfavorable de la construcción incluso se ha agravado. No cabe depositar ninguna esperanza de mejora futura a la luz del nuevo hundimiento de la superficie visada de obra nueva y el abultado descenso de la licitación de obra civil.

El informe mensual de coyuntura del Banco de España revela el impacto de la nueva etapa de contracción que atraviesa Europa. Las exportaciones españolas de mercancías cayeron un 0,5 % en el mes de abril, con retrocesos significativos en las ventas a otros socios comunitarios como Italia, Portugal y el Reino Unido. El saldo comercial no empeora porque, como consecuencia de la atonía, el retroceso fue aún mayor en las compras procedentes del exterior. Por eso el déficit comercial nominal se redujo un 16 % interanual en el primer cuatrimestre.

Mejora el turismo

«Una cierta mejora de la actividad turística» es el único elemento positivo del análisis porque, cuando se analizan las ramas de actividad, todas ellas presentan notables descensos. Resulta igualmente negativa la evolución del mercado laboral, «al intensificarse la destrucción de empleo iniciada en la segunda mitad del 2011. En este ámbito, el informe destaca la moderación de los incrementos salariales -un crecimiento acumulado del 1,8 % hasta mayo, que sube el 1,9 % en los convenios revisados, y se limita al 0,8 % en los nuevos- pero también denuncian los expertos de la entidad el considerable retraso en la negociación colectiva, que afecta únicamente a 2,7 millones de trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Banco de España alerta de que la recesión se agrava