La bolsa cae un 2,12 % en la apertura por las pérdidas de la banca

EFE

ECONOMÍA

La jornada estará marcada por el impacto que tendrá en las cuentas de los bancos la nueva reforma financiera aprobada por el Gobierno

14 may 2012 . Actualizado a las 11:43 h.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, anotaba hoy unas pérdidas del 2,12 % poco después de la apertura en una jornada marcada por la reunión del Eurogrupo y por el impacto que tendrá en las cuentas de los bancos la nueva reforma financiera aprobada por el Gobierno.

Las pérdidas están hoy encabezadas por los bancos, aunque los inversores están también atentos a las negociaciones en Grecia, donde la falta de acuerdo para formar Gobierno podría llevar a una nueva convocatoria de elecciones e incluso a su salida del euro. Minutos después de la apertura, el IBEX 35 se situaba en 6.847 puntos, lo que amplía las pérdidas anuales hasta el 20,08 %. Por su parte, el Índice General de la bolsa de Madrid cedía un 2,01 % y situaba la caída anual en el 19,08 %. En Europa, la bolsa de Milán perdía un 1,8 % en los primeros compases de la sesión; la de París, un 1,74 %; la de Londres, un 1,27 %, y la de Fráncfort, un 1,22 %.

Una jornada marcada por la reunión del Eurogrupo y por el impacto que tendrá en las cuentas de los bancos la nueva reforma financiera aprobada por el Gobierno

Todos los bancos del IBEX anotaban hoy fuertes pérdidas: Bankia cedía un 3,28 %; Banco Popular, un 2,96 %; Banco Santander, un 2,38 %; BBVA, un 2,33 %; Bankinter, un 1,9 %; Caixabank, un 1,55 %, y Banco Sabadell, un 1,54 %.

La banca española ha publicado durante el fin de semana y la mañana de hoy el impacto que tendrá en sus cuentas la aplicación de la nueva reforma financiera, aprobada el viernes por el Gobierno, en la que se aumentan las provisiones para los activos inmobiliarios considerados no problemáticos.

Los mercados también están pendientes de las dificultades políticas en Grecia, donde la falta de acuerdo para formar Gobierno, cuyo plazo termina hoy, podría forzar una nueva convocatoria de elecciones e incluso su salida del euro. Estas dificultades presionaban a la baja al euro, que se situaba en 1,288 dólares en los primeros compases de la sesión, y al barril de Brent, de referencia en Europa, que abría en 111,83 dólares.

Además, hundían la rentabilidad del bono alemán a un nuevo mínimo histórico, lo que ampliaba la prima de riesgo española -que mide el interés adicional que exigen los inversores por comprar deuda nacional en lugar de alemana, considerada más segura- hasta los 462 puntos básicos.

Este repunte en la rentabilidad podría afectar a la subasta de letras a 12 y 18 meses en la que el Tesoro espera captar entre 2.000 y 3.000 millones de euros, la primera después de que Bruselas anunciara que espera un incumplimiento de los objetivos de déficit de España para este año y el próximo.