Las funerarias gallegas aprueban en plena crisis subidas salariales del 7 %

Firmado el convenio colectivo para el 2013 en un sector cuyo negocio se dispara por el envejecimiento poblacional


santiago / la voz

Con la segunda tasa bruta de mortalidad más alta de España, Galicia se ha convertido en una gran bolsa de negocio para las funerarias. Un sector que vive también los zarpazos de la crisis, pero de forma mucho más desahogada. Prueba de ello es el convenio colectivo que acaban de aprobar en las pompas fúnebres de la comunidad, publicado recientemente en el Diario Oficial de Galicia y que recoge para el 2012 y el 2013 incrementos salariales del 3,5 % para cada año. Un hecho insólito en un contexto laboral marcado por los despidos y la congelación y bajada de las retribuciones.

Desde la Asociación Gallega de Servicios Funerarios, Fernando Ruiz, uno de sus portavoces, reconoce que viven la crisis «de otra forma», pero advierte que el nuevo marco laboral incluye recortes, como que no se cobre la baja por enfermedad desde el primer día. «En nuestro sector hay cada vez más competencia y se están produciendo nuevos comportamientos de consumo: la gente gasta cada vez menos en los sepelios y se han incrementado los impagos», puntualiza Ruiz.

Las empresas añaden, además, que los salarios base recogidos en el convenio no son muy elevados, y oscilan entre los casi 20.000 euros del jefe administrativo hasta los casi 13.000 del personal de limpieza. Retribuciones a las que hay que añadir otros conceptos que no se recogen específicamente en el convenio.

En auge

Con todo, la muerte es un sector en auge. Ya lo predijo hace unos años el propio Tribunal Galego de Defensa da Competencia (TGDC), que en un informe preveía un crecimiento del mercado del 11 % en el período que va del 2008 al 2017 como consecuencia de la cifra de fallecimientos previstos.

Mientras el paro se ha disparado y cientos de negocios han ido a la quiebra, el sector funerario ha vivido un bum. Mueve más de 250 millones al año en Galicia. En el 2008, incluidos pequeños autónomos, había en la comunidad unas 400 empresas. Iniciado ya el 2012, la cifra supera el medio millar.

En la comunidad hay 315 ayuntamientos y todos tienen su propio tanatorio (algunos cuentan con dos y hasta con tres). Y hay municipios del interior despoblados y en los que apenas viven niños que han recurrido a la construcción de esas instalaciones (en muchos casos con cargo a fondos europeos) como inversión para dar un impulso económico al rural, azotado por la grave crisis de rentabilidad que padece el campo.

Lo que a corto plazo es un filón de negocio para un sector económico, como es el funerario, a media y larga distancia se revela como un gran drama demográfico, con una estructura demográfica envejecida y en la que apenas hay gente joven para costear los gastos que generan los mayores. Según los datos del IGE, en gran parte de los ayuntamientos gallegos las cotizaciones sociales que generan los ocupados son insuficientes para cubrir el coste de las jubilaciones. Una brecha que, lejos de estrecharse, irá agrandándose cada vez más.

Desde 13.000 ?

Salarios base

Los salarios base del convenio van desde los 13.000 a los 20.000 euros; pero a esta retribución se añaden otros conceptos variables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Las funerarias gallegas aprueban en plena crisis subidas salariales del 7 %