Los impuestos sobre el consumo subirán para lograr el déficit del 3 %

De Guindos dice que a la vez que se eleva la carga sobre el consumo se reducirá sobre el trabajo


madrid / la voz

Escudándose en que en términos hacendísticos «hablamos de impuestos indirectos», el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció ayer que el próximo año subirá el IVA sin nombrar directamente el temido gravamen que, además, el Gobierno había negado que pretendiese elevar.

Pero en la presentación del Programa de Estabilidad 2012-2015, aprobado por el Ejecutivo en el Consejo de Ministros para remitir inmediatamente a Bruselas, el titular de Economía se vio obligado a admitir que sí, que se refería al IVA y al resto de impuestos sobre el consumo -desde el que grava los hidrocarburos hasta el del alcohol o el tabaco-, ya que para cumplir con el objetivo de déficit del 3 % del producto interior bruto (PIB) será necesario recaudar 8.000 millones de euros adicionales.

Eso sí, De Guindos aseguró que el Gobierno se está planteando «una modificación de la estructura impositiva» para que, a la vez que se eleva la carga fiscal sobre el consumo, se reduzcan los impuestos sobre el trabajo. Lo que no concretó fue la cuantía en la que subirá el IVA, limitándose a insistir en que este cambio de estrategia fiscal es la «adecuada» cuando comience la recuperación económica, que según el cuadro de previsiones que maneja, será el próximo año, cuando esperan que el PIB avance dos décimas.

La última subida del IVA, que pasó el tipo general al 18 % desde el 16 % recaudando 6.500 millones de euros, la aprobó el Gobierno socialista en el 2010.

El ministro de Economía subrayó que era necesario «dar un salto definitivo desde el punto de vista de la competitividad», a lo que ayudará -según sostuvo- la menor carga impositiva sobre el trabajo.

En lo que respecta a los grandes datos del cuadro macroeconómico que incluye el Programa de Estabilidad, el Gobierno prevé que la economía crezca dos décimas en el 2013, tras tocar fondo este año con una contracción del -1,7%. Para el 2014 y el 2015 se estiman crecimientos del 1,4 y del 1,8 %, respectivamente.

Asimismo, para cuadrar el objetivo de déficit este año, situado en el 5,3 % del PIB, será preciso un ahorro de 30.264 millones de euros, mientras que para llegar al 3 % en el 2013 habrá que ajustar casi 20.000 millones más. El equilibrio presupuestario se alcanzará en el 2016.

Otro de los aspectos que refleja el Programa de Estabilidad es la fragilidad del mercado laboral español. Y es que, precisamente el mismo día que se conocieron los terribles datos de la encuesta de población activa (EPA), el Ejecutivo admitió que, según sus estimaciones, no se creará empleo hasta el 2014, ejercicio en el que la tasa de paro bajará al 23,4 % de la población activa después de sobrepasar el 24 % este año y el que viene.

Pero pese a que en el 2014 la situación laboral mejorará algo, la tasa de desempleo aún será superior a la del pasado ejercicio, que se cerró con el 21,6 %.

En cualquier caso, De Guindos señaló que gracias al plan nacional de reformas, entre este año y el 2020 se crearán dos millones de empleos, es decir, que aún no se restablecerán los destruidos en lo que llevamos de crisis económica.

«No está en nuestras previsiones [subir el IVA] porque afecta por igual a todos los ciudadanos»

Mariano Rajoy

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos

Los impuestos sobre el consumo subirán para lograr el déficit del 3 %