En el camino del abismo


Los datos de la EPA, la brutal destrucción de empleo y el imparable aumento del paro, producen escalofríos porque trimestre a trimestre nos llevan camino del desastre. Ya no estamos ante un simple debate económico o de política de empleo, estamos ante una situación que nos asoma al vértigo del abismo social. En un país con 5.639.500 personas en paro, casi el 25 % de su población activa, lo que empieza a estar en cuestión no es solo su estabilidad económica, sino también la social y la política.

De todos los países desarrollados, España es el que tiene más parados y el que mas empleo destruye. No podemos seguir soportando esta carga brutal. Con Zapatero llegamos a los cinco millones de parados, cifra impensable, casi absurda cuando empezó la crisis. Hoy Rajoy nos lleva a marchas forzadas hasta los seis millones, barrera que superaremos probablemente antes de terminar el 2012.

Por eso producen estupor las declaraciones de los responsables del Gobierno, desde la estupidez del secretario de Hacienda diciendo que los datos no son tan malos porque suponen la «estabilización del deterioro», hasta la resignación inaceptable del ministro de Economía que nos anunció que la previsión es que se siga destruyendo empleo hasta el 2014.

Sin embargo este terrible deterioro del mercado laboral no puede coger de sorpresa a nadie. Es la consecuencia inevitable de la estrategia que desde Alemania, pasando por Bruselas y Fráncfort, aplica también Rajoy. Las políticas de austeridad, recortes y ajustes en el gasto son depresivas de la actividad y agravan la recesión. Y sin crecimiento no hay empleo.

Provoca irritación ver a las autoridades españolas y europeas obsesionadas por unas décimas de déficit público mientras millones de trabajadores son expulsados de sus empleos. ¿Cuántos trimestres más tenemos que esperar, cuantos cientos de miles de empleos hay que destruir, cuántas personas más tiene que haber en la cola del paro para ver el cambio imprescindible de la política económica en España y en Europa?

Por Manuel Lago Economista de CC.OO.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

En el camino del abismo