Vaca Muerta, el tesoro escondido de YPF que codicia Cristina

mercedes mora REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

El mayor descubrimiento de la historia de Repsol ha cavado la tumba argentina de la multinacional

18 abr 2012 . Actualizado a las 07:01 h.

Después de meses mareando la perdiz, la presidenta argentina, ya tiene lo que quería: los codiciados pozos del megayacimiento de Vaca Muerta. Aquel que, en noviembre pasado, Repsol anunciaba a bombo y platillo como el mayor descubrimiento de petróleo de su historia y que, a decir de los analistas, ha sido el que ha cavado la tumba argentina de la multinacional. Porque, por mucho que la viuda de Kirchner se empeñe en barnizar su decisión con toneladas de reproches a Repsol por su racanería a la hora de invertir en suelo argentino, lo cierto es que ha sido el potencial de Vaca Muerta lo que ha despertado sus ansias de expropiación. Fue precisamente después del hallazgo cuando se recrudeció el hostigamiento.

El yacimiento en cuestión duerme en las entrañas de las provincias argentinas de Neuquén y Mendoza, en un área que ocupa 30.000 kilómetros cuadrados, más que Galicia. YPF controla 12.000.

«Estamos, muy pero que muy contentos con este hallazgo». Proclamó en su día la presidenta. Y no es para menos porque, si los cálculos -todavía en mantillas- no fallan, su potencial permitirá a Argentina pasar la página de su déficit energético.