Argentina no pagará los 8.000 millones de euros que le reclama Repsol

Agustín bottinelli BUENOS AIRES / CORRESPONSAL

ECONOMÍA

El Gobierno de Kirchner pretende dar carpetazo a la expropiación en días

18 abr 2012 . Actualizado a las 21:11 h.

La presidenta argentina no pierde el tiempo. Cristina Fernández de Kirchner ordenó ayer acelerar todos los trámites necesarios para que la expropiación de YPF sea una realidad lo antes posible. Mientras, los equipos jurídicos del Gobierno austral preparan ya su defensa para las demandas que se avecinan tanto en los tribunales de justicia argentinos como en los internacionales. Repsol ya ha dejado claro que empleará todo el arsenal disponible.

Por lo pronto, el Senado comenzó ayer a analizar el proyecto de nacionalización, con la presencia en la Cámara del ministro de Planificación, Julio de Vido; el viceministro de Economía, Axel Kicillof (ambos interventores de YPF) y del secretario de Energía, Daniel Cameron. Todos ellos encargados de explicar los detalles de la futura ley.

Durante su intervención, Kicillof acusó a los directivos de Repsol de ocultar información al Gobierno y de causar daños ambientales, que tendrán que pagar. «Habrá que ver cuál es el valor real de la empresa», advirtió. Sus palabras encajan con los temores de Repsol. De hecho, de las palabras de Kicillof se desprende que Argentina no pagará los 8.000 millones de euros que reclama Repsol. El precio final lo fijará el Tribunal argentino de Tasaciones, asesorado por el propio Ejecutivo.