La CEOE pide cambios para actualizar el sistema de formación para el empleo

Insisten en que se destine «obligatoriamente» a la formación profesional la cuota que pagan empresarios y trabajadores en concepto de formación


El vicepresidente de la CEOE, Javier Ferrer, ha defendido hoy ir «un poco más lejos» de lo establecido en la reforma laboral aprobada por el Gobierno en materia de formación para el empleo para introducir «un cambio importante» con el fin de actualizar y modernizar el sistema. Ferrer ha participado junto con representantes de CCOO y UGT, entre otros, en una jornada sobre «Presente y futuro de la formación para el empleo», organizada en Bilbao por la Confederación Española de Empresas de Formación (CECAP), el Gobierno Vasco y el servicio vasco de empleo Lanbide.

El dirigente empresarial, en declaraciones a los periodistas, ha abogado por un «cambio importante» en la formación para el empleo, la ocupacional y la continua, aunque ha reconocido que en los últimos años «se han hecho bien las cosas» en este ámbito. Según los datos de los agentes sociales, el sistema configurado a través del diálogo social entre empresarios y sindicatos ha permitido la formación de más de cinco millones de trabajadores en unos veinte años.

Para Ferrer, el sistema debe ser actualizado con medidas como la mejora de la calidad de algunos cursos, la evaluación del impacto que supone la formación de los trabajadores en la productividad de las empresas -que «es lo que pretendemos conseguir», ha dicho- y el fortalecimiento de la formación en nuevas tecnologías dadas las necesidades de las compañías de empleados con cualificación en esta materia.

El dirigente empresarial ha insistido en que se destine «obligatoriamente» a la formación profesional la cuota que pagan empresarios y trabajadores en concepto de formación. Se trata, según ha indicado, de una cuota «finalista», que «tiene que ir concretamente a lo que define» y que, a su juicio, hay que alejarla del «concepto subvención».

Para el dirigente de la CEOE, ese dinero «se está desvirtuando y se está utilizando como políticas activas de empleo. Indudablemente -ha afirmado- la formación es una política activa de empleo, pero no es estrictamente una labor social. Es una labor de formación del trabajador», ha sostenido.

Según Ferrer, «las políticas activas de empleo deben ser soportadas por los Presupuestos Generales del Estado».

En la misma jornada, la secretaria de Formación de UGT, Teresa Muñoz, ha considerado que la reforma laboral aprobada es «ambigua» en lo referido a la formación porque «deja unos flecos» cuyo desarrollo se desconoce.

La sindicalista ha abogado por la mejora el sistema de formación para el empleo vigente, pero ha valorado los resultados que éste ha dado y ha censurado que exista «desconfianza en que los interlocutores sociales, tras 20 años, no hacen bien la formación».

El adjunto a la Secretaría de Formación para el Empleo de CCOO, Francisco Moreno, ha expresado su temor a un posible «recorte» en los Presupuestos Generales del Estado de 2012 de «la cuota de formación», de la que ha dicho que «tiene como finalidad la formación» y «no puede ir a otras finalidades».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos

La CEOE pide cambios para actualizar el sistema de formación para el empleo