Fátima Báñez asegura que la reforma no convertirá el despido en «fácil» sino en «causal»

La ministra ha afirmado que con la reforma se «clarifica» el despido procedente para evitar el excesivo recurso a los tribunales


La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha pedido a todos los grupos que apoyen la reforma laboral del Gobierno bien respaldando su convalidación hoy o bien presentando enmiendas que la mejoren en su trámite parlamentario. Báñez ha hecho esta afirmación en el Congreso de los Diputados durante el debate de convalidación del real decreto-ley de la reforma laboral que entró en vigor el 12 de febrero. Según la ministra, se vive un «momento de excepcionalidad», por lo que ha apelado a la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios. En su opinión, es el momento de «sumar esfuerzos» de todos para recuperar la senda del crecimiento y del empleo. La ministra de Empleo ha destacado que la reforma laboral es «completa y equilibrada», piensa en el «interés general» y pretende contribuir en el corto plazo a frenar la «sangría» del desempleo. Fátima Báñez también ha resaltado de la norma que se ha basado en el diálogo social con los sindicatos y los trabajadores.

Diálogo «permanente»

Para Báñez, el diálogo ha sido «permanente» y va a ser «hasta el final», razón por la que ha adelantado que el Gobierno ha decidido que la reforma laboral sea tramitada como proyecto de ley para que así se la pueda mejorar y hacer más eficaz el texto. La titular de Empleo ha advertido de que con la reforma, el despido no será más fácil, sino que será causal. Por ello, se «clarifica» el despido procedente para evitar el excesivo recurso a los tribunales (la conocida como judicialización). Otros aspectos nuevos que ha citado la ministra es que se potencia la contratación estable, especialmente entre autónomos y pymes, y avanza en la «necesaria» flexibilidad interna en las empresas, que permite a trabajadores y empresarios buscar alternativas al despido.

«Mal endémico» de la temporalidad

Asimismo, Báñez ha precisado que con la norma se pretende reducir el «mal endémico» de la temporalidad y mejorar la formación profesional para evitar la actual dualidad del mercado de trabajo entre fijos y temporales. El fomento de la contratación de los colectivos con más dificultades (jóvenes, mujeres, mayores y discapacitados), del diálogo permanente en la empresa son otros de los puntos valorados por Fátima Báñez. Como conclusión ha afirmado que la reforma persigue que el mayor número de ciudadanos pueda ejercer el derecho constitucional al trabajo, es respetuosa con el marco competencial de las autonomías y con la Constitución Española. Báñez también ha recordado que los cambios introducidos han sido valorados por la OCDE y el Banco de España y ha contribuido a aumentar la credibilidad internacional en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Fátima Báñez asegura que la reforma no convertirá el despido en «fácil» sino en «causal»