Concentraciones por todo el país claman por un paro general ya

redacción / la voz

ECONOMÍA

01 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

La Puerta del Sol de Madrid se convirtió ayer en el epicentro español de las concentraciones que los sindicatos convocaron como apoyo a la jornada europea en defensa del empleo y de la justicia social, promovida por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que actualmente preside Ignacio Fernández Toxo.

Con protestas en 800 ciudades de Europa -57 capitales españolas, nueve de ellas gallegas-, la jornada se convirtió en el país en un clamor contra la reforma laboral, además de una reclamación mayoritaria -a tenor de los gritos, carteles y consignas que la ciudadanía sacó a la calle- de la convocatoria de huelga general ya.

Desde la concentración madrileña, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, no se pronunció sobre el paro que reclamaban a gritos los asistentes (3.000 según la policía y 50.000 para los convocantes), y optó por enviar al Ejecutivo el mensaje de que aún hay oportunidad para negociar y corregir el contenido de la norma. Pero no todos fueron tan moderados, ya que el secretario general de UGT en Madrid reclamó la huelga, a la que también Cayo Lara dijo que se uniría.