La reforma laboral desata la mayor protesta social desde el 2003

natalia bore MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

Los sindicatos calculan en 1,5 millones la participación en toda España

20 feb 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Un millón y medio de personas salieron ayer a la calle en las 57 manifestaciones convocadas en el país contra el «Guantánamo laboral» -una de las consignas más repetidas- que consideran que es la reforma aprobada por el PP. Esa es la cifra estimada por los sindicatos convocantes (UGT y CC.OO.) que, como es habitual, difiere de los cálculos oficiales de la policía, que estiman el seguimiento por debajo del medio millón.

Con el lema «No a la reforma laboral injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para el empleo», y al margen de la guerra de cifras, lo cierto es que las organizaciones sindicales lograron el mayor respaldo social que se recuerda desde el 2003, cuando el país salió a la calle contra la guerra de Irak.

En Madrid, los convocantes estimaron en medio millón la participación ciudadana, mientras que la Delegación del Gobierno la redujo a 50.000 personas, y la brecha en los cálculos se repitió en el resto de ciudades. Así, por ejemplo, los sindicatos hablaron de casi 450.000 personas en Barcelona, frente a las 30.000 de Interior, y de 140.000 frente a unos 80.000 en Galicia. También en Valencia contabilizaron 80.000 manifestantes, que la policía recortó a 25.000, y otros 100.000 en Andalucía, que quedan en 30.000 si se atiende al cálculo oficial.