Bruselas niega dudas sobre el déficit pero apremia a España para que lo controle

La Voz REDACCIÓN

ECONOMÍA

Una información de la Agencia Reuters apuntaba que la Comisión Europea barajaba que se podría haber inflado el déficit del 2011 para presentar este año una corrección superior a la real

14 feb 2012 . Actualizado a las 22:28 h.

La noticia surgida sobre la posibilidad de que el Gobierno hubiera inflado la cifra de déficit público del 2011 ha generado un amplio debate político, que el Ejecutivo ha querido zanjar desmintiendo que haya engordado el desequilibrio presupuestario o que España esté siendo investigada. La polémica se ha desatado cuando la agencia de noticias Reuters ha publicado una información en la que fuentes comunitarias aseguraban que España estaba bajo sospecha de haber inflado la cifra de déficit del 2011 para presentar mejores datos en este ejercicio.

Un portavoz oficial la Comisión Europea (CE) decía poco después que se trataba de especulaciones, mientras desde Moncloa se explicaba que el Gobierno mantiene que el año pasado el déficit público rondó el 8 % del PIB, dos puntos por encima del compromiso adquirido ante la UE. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que había hablado personalmente con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, quien le había «desmentido absolutamente» que España esté siendo investigada por un presunto engaño en torno al dato del déficit.

El propio Rehn, en una rueda de prensa, ha advertido de que circulaban informaciones «incorrectas» que prejuzgan el resultado de medidas que aún no se han tomado, aunque ha instado a España a trabajar «rápidamente» en la presentación del presupuesto para el 2012 a fin de demostrar su compromiso con la reducción del déficit. «Esperamos que las autoridades españolas sustancien las medidas anunciadas recientemente para restaurar la sostenibilidad fiscal y avancen rápidamente en la preparación del presupuesto del 2012 a fin de cumplir con los objetivos» de déficit para este año y el próximo, según dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.

También ha dicho que no se pueden sacar «conclusiones prematuras» sobre las cifras de déficit españolas del 2011 y se ha remitido a las perspectivas económicas que prepara la CE: las intermedias para el 23 de febrero y las completas de primavera, varias semanas después.

No obstante, sólo la hipótesis de que se pudiera haber hinchado la cifra de déficit ha hecho que el PSOE reclamara al Gobierno una aclaración inmediata. El grupo parlamentario socialista ha anunciado que pedirá la comparecencia de Luis De Guindos y del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que expliquen las previsiones macroeconómicas para 2012 y la estimación de cierre de las cuentas de las Administraciones Públicas para el ejercicio 2011.