El sueldo máximo del presidente de Novagalicia será de 300.000 euros

El Gobierno limita los salarios en todas las entidades que recibieron ayudas del Estado


madrid / la voz

Los directivos de las entidades financieras españolas que hayan recibido dinero del Estado van a tener que apretarse el cinturón varios agujeros. El Gobierno aprobó ayer un drástico recorte en sus salarios, que en algunos casos llegará al 80 % de rebaja. Es la primera vez que el Gobierno concreta unos máximos para las retribuciones en la banca, y el recorte se ejecutará de forma inmediata. Hay 49 altos directivos y consejeros afectados.

Para las entidades que han sido nacionalizadas, la retribución máxima de los presidentes o consejeros ejecutivos se establece en 300.000 euros por todos los conceptos, eliminándose también la retribución variable en forma de bonus y los beneficios de pensiones. Para los consejeros rasos, sin cargo, el ajuste es aún mayor, ya que el sueldo por todos los conceptos, incluidas dietas, no podrá superar los 50.000 euros anuales. Los afectados son Novagalicia, Catalunya Caixa, Unnim y Banco de Valencia (está está intervenida y será vendida en breve).

Pero el hachazo a la nómina no llegará solo a las entidades nacionalizadas. Los directivos de las que hayan recibido créditos a través del llamado FROB 1 para facilitar su integración, también se verán afectados. En este caso, el tope para los altos ejecutivos se establece en 600.000 euros, y para los consejeros, en 100.000. En esta situación se encuentran Bankia, Banca Cívica, Unicaja Caja Duero-España, y BMN.

Los topes son los máximos, pero será el ministro de Economía quien determinará los criterios para las remuneraciones. Estarán en función del tamaño y el volumen de negocio de cada entidad.

La medida afecta a 4 ejecutivos y a 2 consejeros en Novagalicia. Su presidente, José María Castellano, perderá al menos 600.000 euros anuales al pasar de los 899.000 euros que percibía hasta ahora a un máximo de 300.000. Similar será el recorte para el consejero delegado, César González-Bueno, que ingresó 891.000 euros. Su caso es bastante llamativo, ya que abandonó el cargo de director de banca de ING Europa, donde evidentemente no rigen estas restricciones, para entrar en Novagalicia el pasado septiembre. Junto a ellos, otros dos altos directivos que cobran más de 300.000 euros.

En lo que afecta a los consejeros rasos, el más perjudicado será Julio Fernández Gayoso: percibió 396.290 euros y ahora tendrá que conformarse con 50.000. El ajuste será menor para Mauro Varela, que cobró 126.920 euros el anterior ejercicio.

En el caso de Catalunya Caixa, otra de las nacionalizadas, su presidente, Adolf Todó, será el ejecutivo más perjudicado: recibió 1,5 millones de euros, y no podrá pasar de 300.000. Su consejero delegado gana 866.000.

Rato perderá 1,74 millones

En el grupo de las entidades que han recibido ayudas sin ser nacionalizadas, uno de los más afectados será el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que de los 2,34 millones que ingresó en el 2011 pasará a solo 600.000, y su consejero delegado, Francisco Verdú, recibió 2,26 millones. En este caso la retribución variable se suspende por tres años, tras los cuales, si se han cumplido los objetivos, sus directivos y consejeros podrán percibir las cantidades que han dejado de cobrar.

De Guindos explicó que el cumplimiento de la directiva europea para acabar con los excesos salariales era «medio o bajo», según el Banco de España, que era el encargado de hacerla cumplir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

El sueldo máximo del presidente de Novagalicia será de 300.000 euros