La Comisión Europea investiga las inyecciones de dinero público que recibió Spanair

j. d. a. madrid / colpisa

ECONOMÍA

«Si hubiese que recuperar las ayudas habría que hacerlo sobre la liquidación», dice Almunia

03 feb 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia, dejó claro que Bruselas no detendrá la investigación sobre eventuales ayudas públicas a Spanair abierta tras una denuncia de varias aerolíneas de bajo coste. «El hecho de que se haya presentado concurso de acreedores no quiere decir que la investigación se pare, porque si hubiese que recuperar las ayudas habría que hacerlo sobre la liquidación», declaró Almunia a Catalunya Radio.

Mientras, cerca de trescientos trabajadores de Spanair y de Newco, la firma de handling que tiene en la recientemente quebrada aerolínea a su primer y casi único cliente, pidieron ayer socorro a la ministra de Fomento, Ana Pastor, a las puertas del ministerio. Al grito de «Yo soy de Spanair, de Spanair, de Spanair...», emulando el cántico que resonó en toda España tras ganar el Mundial de fútbol, y haciendo gala de ser «una familia», azafatas, pilotos, técnicos de mantenimiento y el resto de los operarios recordaron su «profesionalidad y competencia». Por eso quieren ser recolocados en otras compañías.

Una pequeña delegación de los allí reunidos, que también corearon consignas contra el presidente de la aerolínea, Ferran Soriano, fue recibida por el director general de Aviación Civil, Ángel Luis Arias. Este, dijeron los protagonistas al abandonar el ministerio, solo les habría ofrecido «buenas palabras». «Nos han dicho que van a hacer todo lo posible», relató cariacontecido un trabajador. La delegación entregó una carta firmada por los empleados en la que se le recordaba a Pastor el drama que atraviesan cerca de 4.000 familias.