Vacían de madrugada una tienda de ropa en A Coruña

Los dueños de Blue Rise también desmantelaron su local en Sevilla, y en Baracaldo se lo impidieron las empleadas.

Los dueños desmantelan una tienda sin avisar a los empleados

a coruña / la voz

La noche del sábado tocaba vaciado de tiendas. Al menos eso apuntaban ayer los trabajadores de la franquicia portuguesa Blue Rise, dedicada a la venta de ropa. «Es que se llevaron hasta el teléfono, este lo trajimos nosotros; nos comieron las galletas, se bebieron el agua y lo único que dejaron fueron esas bolsas». Esto explicaba una de las tres empleadas de esta tienda en A Coruña. Detallaba que los responsables de la firma, Textyleve Unipersonal Lda., habían pedido permiso al centro comercial Dolce Vita para descargar mercancía el sábado por la noche. Hicieron todo lo contrario. Tras el cierre del centro vaciaron la tienda y el almacén, «ya ves que ahí lo único que dejaron fueron las perchas», apuntaba. Se habrían llevado los muebles si no fuera porque un vigilante les indicó que no tenían permiso para ello. Según estos trabajadores, que afirman que no han cobrado el mes de diciembre, el dueño de la firma es Humberto Peixoto da Silva y «habían pedido permiso para convertir la tienda en un outlet y no se lo dieron».

También en Sevilla hubo vaciado durante la noche del sábado. «Nos dijeron que iban a hacer un inventario sorpresa y nos mandaron para casa», explicaba una de las cuatro trabajadoras. En este local quedaron «unas 50 o 60 prendas de las más viejas y aquí estamos porque no podemos cerrar». Estas empleadas llevan dos años trabajando y una de ellas está embarazada de cinco meses. En el caso de la tienda de Baracaldo, «nos dijeron que iban a hacer una reestructuración, y hasta se trajeron una chica que iba a diseñar el escaparate, pero nos pareció todo un poco sospechoso», relataba una de las empleadas.

Por ello, en la medianoche del sábado, la encargada del local se presentó en el mismo, «vio que estaban cargando ropa y muebles» y avisó a la policía autonómica. «A las dos de la mañana estábamos todas fuera del local, porque nos echó uno de los portugueses que venía, que era el de recursos humanos», explicaba una de las siete trabajadoras. Finalmente, «a las cinco de la mañana la policía los identificó y les dijo que solo tenían permiso para descargar, así que tenían que irse con los camiones vacíos». En ninguna de las tiendas afectadas lograron hablar ayer con los dueños. Blue Rise tiene también tiendas en Vigo y en Tui, donde «tenemos mercancía», decían anoche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Vacían de madrugada una tienda de ropa en A Coruña