El IEO podría volver a Agricultura

Los armadores creen esencial el regreso para frenar los recortes de cuotas

Arias Cañete, con la cartera en la que no pone Pesca.
Arias Cañete, con la cartera en la que no pone Pesca.

redacción / la voz

Los armadores gallegos no ocultan su decepción por la desaparición de Pesca del título de la cartera que el jueves pasado asió en su mano Miguel Arias Cañete. Y es que cuando, en su discurso de investidura, Mariano Rajoy anunció que iba a recuperar el Ministerio de Agricultura, en el sector entendieron que se iba a volver a la estructura de antaño y a desgajar Medio Ambiente de un departamento en el que se introdujo hace apenas cuatro años, en la última legislatura de Zapatero. «Nuestra sorpresa fue mayúscula al ver que de Ministerio de Pesca se pasaba a Medio Marino y ahora a nada», confiesa José Ramón Fuertes, director gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo.

Pero el desengaño inicial y la frustración consecutiva de no ver la pesca con rango de una secretaría de Estado han quedado sensiblemente mitigados tras la entrevista que mantuvieron varios miembros del sector con el flamante ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que no de Pesca. Aunque en el encuentro Arias Cañete no dio «ni una sola pista» -al menos eso es lo que dicen los asistentes- de quién va a responsabilizarse de la pesca española durante los próximos cuatro años -que seguirá en una secretaría general-, dejó claro que ese asunto va a ser un puntal destacado. «En la toma de posesión habló mucho de pesca y en las conversaciones privadas posteriores nos transmitió tranquilidad y aseguró que dará a la pesca la importancia que tiene», explicó ayer Javier Garat, secretario general de Cepesca, la principal patronal pesquera.

Investigación aplicada fuerte

Y parte de ese sosiego llega de que en esas conversaciones, Miguel Arias Cañete se mostró partidario de que el Instituto Español de Oceanografía volviese a depender del Ministerio de Agricultura, después de dos legislaturas en el Ministerio de Ciencia. «Que el nuevo ministerio cuente con el IEO en su organigrama nos parece esencial», explicó José Ramón Fuertes. En la misma línea, aunque menos contundente, fue Garat, que subrayó la importancia de «disponer de una investigación aplicada fuerte y una buena gestión», independiente de dónde se sitúe el Oceanográfico.

Tampoco Uxío Labarta, del Instituto de Investigacións Mariñas y hasta hace un par de meses coordinador en Galicia del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) da tanta importancia al ministerio al que se adscriba sino que se corrijan «as disfuncións que fan que o IEO esté facendo tarefas que corresponden á Administración pesqueira», y que se le dote de recursos para realizar la función que le otorga la Ley de Pesca: organismo asesor.

Sea como sea, los armadores prefieren el regreso a Agricultura, pues sostienen que desde que el organismo está bajo el paraguas de Ciencia y Tecnología funciona peor para un sector que venía asesorando desde su fundación, a finales del siglo XIX.

Además, tener al lado a los científicos cobra ahora rango de necesidad casi perentoria, toda vez que tienen colgando sobre sus cabezas la espada de Damanaki, que amenaza con recortar por sistema un 25 % las posibilidades de pesca de aquellas especies de las que no haya datos precisos sobre su estado biológico. Ahora más que nunca son necesarias las campañas de evaluación científica para evitar recortes en unas cuotas pesqueras cada vez más exiguas, apuntan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El IEO podría volver a Agricultura