«Los fundadores de la UE deben de estar revolviéndose en sus tumbas»

Jaques Delors, expresidente de la CE, reclama que Europa vuelva a sus esencias para salir de la crisis


san sebastián / colpisa

Es uno de los grandes artífices de la construcción europea. Jacques Delors (París, 1925) fue presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995, el período en que el proyecto vivió sus mayores impulsos gracias al europeísmo de los líderes del momento. Delors, que participa esta semana en San Sebastián en un congreso sobre aprendizaje a lo largo de la vida, echa de menos esa conciencia en los dirigentes actuales, y considera que para salir de la crisis Europa necesita volver a sus esencias.

-¿Habría llegado a la situación actual en una Europa comandada por Jacques Delors, François Miterrand y Helmut Kohl?

-Permítame que no haga comparaciones ni alusiones personales. La reflexión que se debe hacer para explicar la actualidad europea concierne al papel de las instituciones.

-Pero de las ideas y compromisos de las personas que las dirigen dependen las actuaciones de las instituciones.

-Cierto. Y Europa no ha hecho los esfuerzos suficientes para controlar el embate de los mercados y minorar los efectos de la crisis.

-¿No es eso echar balones fuera? El endeudamiento de varios países, las cuentas falseadas de Grecia, la burbuja inmobiliaria española... Son pecados de quien los ha cometido.

-Pero todo empieza con la crisis financiera. Sin ella, no habría sobrevenido de forma tan rápida una crisis del euro. Ahora se hace énfasis en esta última, pero sin mencionar que la financiera no ha acabado, porque no se ha combatido la ideología que la ha provocado, la que pregona que el mercado lo juzga y decide todo y que lo único importante es crear valor y la competitividad.

-¿Hacen bien Merkel y Sarkozy, o Alemania y Francia, si lo prefiere, en coger la batuta y dirigir la orquesta europea?

-Hay dos maneras de dirigir una unión de países como la UE o la eurozona: la clásica, en la que los grandes países toman las decisiones amparados en que, como Alemania y Francia, representan una mayoría; y la comunitaria, en la que los países ceden parte de su soberanía a unas instituciones comunes que presentan propuestas, mientras que hay otros organismos, como los consejos de ministros, en los que los países cooperan y se coordinan. Siento ver cómo está ganando la partida la primera, a pesar de que cuando más éxitos ha tenido Europa ha sido cuando se ha aplicado la segunda.

-¿Qué sensación le produce ver cómo Europa se encomienda a China para salvarse?

-Todos los días lloro por eso y por ver cómo Estados Unidos, con su déficit y su deuda, se permite el lujo de decirnos qué debemos hacer. Los padres fundadores de la UE deben de estar revolviéndose en sus tumbas. Si están en el paraíso, espero que envíen a los actuales líderes al infierno.

jacques delors expresidente de la comisión europea

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«Los fundadores de la UE deben de estar revolviéndose en sus tumbas»