«La gente está muy, muy quemada»

Profesora de español en el país heleno, la ourensana Sonia Méndez describe la situación de incertidumbre con la que se vive la crisis política y económica.


La ourensana Sonia Méndez (Punxín, 1980) llegó a Grecia hace seis años a través de un programa de voluntariado de la Unión Europea. Desde entonces reside en la ciudad de Larisa, a 350 kilómetros de Atenas, donde trabaja como profesora de español. En una conversación mantenida con lavoz.es, la gallega remarca la incertidumbre con la que la población pulsa los acontecimientos que sacuden al país heleno.

¿Qué ambiente se respira en Grecia durante estos días de agitación económica y política?

Mejor respondería un propio griego [ríe]. Vivo en una ciudad en la que hay bastante dinero, es una ciudad de nuevos ricos. No es lo mismo que Atenas o Salónica. Aquí la cosa está bastante bien, aunque sí se nota una incertidumbre en el aire. La gente está muy, muy quemada. Se bajan los sueldos, se pierden trabajos, funcionarios a la calle...

¿Y el referendo? ¿Cuál es su impresión sobre la intención del pueblo?

No suelo preguntar, intentamos no tocar el tema. Por lo poco que hablé con la gente, creo que votarán «no». El problema es que no sabemos cuál va a ser la pregunta. No sabemos si se va a preguntar si se quiere el euro o no, o si quieren la ayuda o no, que es bastante diferente. Creo que la gente va a apoyar el no, aunque mi esperanza es que voten que sí, porque no quiero salir de la Unión Europea.

¿Y la calidad de vida?

Grecia en general es un país muy caro, sobre todo en el sector servicios. Tenemos un IVA del 23%, en trámites de llegar al 25%, y se nota en el carrito de la compra. La diversión es muy cara, porque es un país que vive del turismo.

¿Percibe conflictividad?

En Atenas hay un ambiente más crispado. La plaza Sintagma concentra las manifestaciones.

¿El resultado de un referendo condicionaría su futuro en el país?

Es un momento muy crítico. No tengo ni idea de lo que voy a hacer. Donde estás bien y tienes un trabajo, puedes quedarte. Si las cosas se ponen muy difíciles puede que regrese a Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos

«La gente está muy, muy quemada»