Pego acepta renunciar al menos a la mitad de su polémica prima

Es el segundo ejecutivo que lo hace, tras percibir más de 10 millones


redacción / la voz

José Luis Pego, quien fue director general de Novacaixagalicia desde su nacimiento en diciembre del 2010 hasta el pasado septiembre, ha llegado a un principio de acuerdo con la cúpula de NCG para devolver la mayor parte de la indemnización que recibió tras salir de la entidad. El exejecutivo, de 54 años, reintegrará un porcentaje desconocido, pero que en todo caso podría ser superior al 50?%. Según las cifras que él mismo reveló al Faro de Vigo, la indemnización total bruta superaba los 11,5 millones de euros (6,4 netos), a los que habría que sumar otros 6,9 brutos (3,8 netos) de un fondo de pensiones que percibiría a partir de los 65 años. En total, 18,5 millones brutos, un récord en el sector de cajas.

Sigue así los pasos de Javier García de Paredes, que ya renunció a un 80?% de su gratificación. Le correspondían 7 millones netos. Con su renuncia, que se pactó la segunda semana de octubre, trataba de evitar que la polémica afectara al funcionamiento de la nueva entidad.

Pego, que ostentó la dirección general de Caixanova desde el 2006 tras ser nombrado presidente Julio Fernández Gayoso, cede así a las exigencias que se realizó tanto desde el propio banco que preside Jose María Castellano, como desde el Parlamento de Galicia -esta semana se aprobó un acuerdo por unanimidad en la que se exige el reintegro íntegro- y el propio Banco de España, que se ha visto salpicado por este escándalo. El regulador ha respaldado desde el primer momento las exigencias de Castellano para que se devuelva ese dinero.

Ese requerimiento también se trasladó, aunque oficiosamente, desde el consejo de la caja, cuyo copresidente Julio Fernández Gayoso fue el que ofreció los blindajes a los directivos a los que ahora se les exige el reintegro del dinero. En el último consejo, el de este jueves, el vicepresidente primero pidió un acuerdo para solicitar que dieran sus pagos los tres exdirectivos que aún no lo habían hecho. «No podemos permanecer impasibles y estamos obligados a reaccionar, se debe trasladar un claro mensaje de comprensión con la alarma social generada apelando a la responsabilidad y generosidad de los exdirectivos afectados para que estos convengan con el banco un acuerdo que permita restituir parte de los importes percibidos», explicó, según las fuentes consultadas.

Moreda apeló, igualmente, a la necesidad de defender el nuevo banco, del que depende el futuro de más de 6.000 trabajadores, y de cuyos beneficios se nutrirá la obra social.

La devolución de las primas por parte de Pego era algo que se intuía por su trayectoria. Aunque al inicio del proceso se negó entregar un pago totalmente legal, según explicó su entorno, dio un primer paso cuando comenzó a mostrarse dispuesto a que el dinero que integrara fuera para la caja. Puso como condición que hiciesen lo mismo el resto de directivos. Fuentes próximas a la negociación indicaron que era el propio Pego quien tenía abiertas negociaciones con Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada. Ambos percibieron unos 10 millones netos entre ambos. Con todo, se ve difícil llegar a un acuerdo con estos, sobre todo con el primero. Según otras fuentes, el propio Gorriarán intentó que Novagalicia Banco, tras prejubilarse de la caja, le contratara para realizar trabajos externos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Pego acepta renunciar al menos a la mitad de su polémica prima