El banco tratará de evitar que alguno de los miembros de la caja llegue a su consejo


La anunciada marcha de Julio Fernández Gayoso y Mauro Varela como consejeros de Novagalicia Banco -aunque se mantienen en los órganos de Novacaixagalicia- deja la puerta abierta a que entren en la cúpula de la primera entidad financiera gallega dos nuevos representantes por parte de la caja. Oficialmente, ese paso no se dará hasta que lo apruebe la dirección de la propia caja y se traslade al banco. Y para que suceda eso no hay fecha a la vista.

No hay nombres sobre la mesa, pero la dirección de Novagalicia Banco ya ha dejado claro que lo desea que esos dos representantes procedan, precisamente, de la antigua entidad. No encajaría con el propósito que tiene José María Castellano, presidente de NCG, de borrar todo vestigio con el pasado de la entidad, afectada por el escándalo de las indemnizaciones.

De esta forma, la caja -que tiene algo menos del 7?% del capital del banco, el resto es del Estado- podría elegir a dos miembros nuevos, independientes del consejo, siguiendo las recomendaciones del Banco de España: experiencia, profesionalidad y alejados de militancia política. De hecho, la composición de todo el consejo, con la llegada de Castellano, responde a ese perfil más técnico, con un equipo formado por exdirectivos de ING o la Kutxa, asesores procedentes de BBVA y Bankinter, empresarios y auditores.

Cuando se confirme la salida de Gayoso y Varela, el único miembro de la caja en el banco será Gonzalo Ortiz, que ejerce de secretario en las dos entidades, aunque en el banco no tiene cargo de consejero y no vota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El banco tratará de evitar que alguno de los miembros de la caja llegue a su consejo