La salida de Gayoso y Varela cierra la transformación del nuevo banco

Su marcha será efectiva cuando se nombre a otros dos consejeros, no más allá de diciembre


redacción / la voz

Julio Fernández Gayoso y Mauro Varela, copresidentes de Novacaixagalicia, anunciaron ayer su marcha como consejeros de Novagalicia Banco en representación de la caja. Es el fin de una larga etapa en la historia financiera de Galicia. Anunciaron su salida de la institución, aunque sin poner fecha. Ocurrirá cuando se nombre a otros dos consejeros dominicales que los sustituyan, lo que podía haber ocurrido ayer mismo. Porque no había ningún impedimento legal. Tampoco, según fuentes jurídicas bien informadas, que en el consejo de la caja haya dos vacantes (la de Mar Barcón y la de Ángeles Marra, sin cubrir). Lo único que se exige es que los nuevos representantes tengan el aval del Banco de España y de la comisión de nombramientos.

La sustitución de Varela y Gayoso en el banco tiene que decidirse en un consejo de administración de la caja (porque es el que los nombra en su representación), y este no tendrá lugar hasta el último jueves del próximo mes, salvo uno extraordinario. Ambos continuarán como copresidentes, también por un tiempo indeterminado. Pero no será más allá de diciembre, porque se prevé que el actual consejo desaparezca en diciembre al ser una fundación.

La salida de los dos copresidentes de Novacaixagalicia pone el punto y final a una historia en común que comenzó hace tres años las primeras negociaciones para la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, un proceso cargado de enfrentamientos, polémica y obstáculos.

La medida prácticamente estaba tomada desde hacía dos semanas, y así se lo habían trasladado ya a José María Castellano, presidente ejecutivo de Novagalicia Banco. El martes el paso ya era firme, aunque ninguno de los dos quiso hacerlo público hasta que fuese conocida por el consejo. Este comenzó a las once de la mañana y a las tres de la tarde saltó la noticia. Los sindicatos se la esperaban desde días atrás, interpretando que con la llegada de un nuevo equipo directivo no tenía sentido la presencia de Varela y Gayoso. La decisión fue bien acogida en el Banco de España, que insistía en una transformación total de la cúpula de la entidad, y más tras el escándalo de las indemnizaciones en la caja que, indirectamente, también penalizan la imagen pública del propio Banco de España. Profesionalidad y ruptura con el pasado son las claves del camino a seguir que ha sugerido el supervisor.

La renuncia en el banco se acompaña de la salida en las sociedades en las que participa la entidad, y de las que ambos son representantes. En el caso de Gayoso se trata del Banco Gallego (es su vicepresidente), la aseguradora Caser, la empresa de crédito Lico Leasing, R y Ahorro Corporación. Varela está, desde este año, en Caser. Ninguno percibirá indemnización por dejar el banco y las empresas participadas, según fuentes oficiales. Uno de los consejeros, Alfonso Paz Andrade, agradeció a ambos su labor, y les pidió incluso que no se fuesen como consejeros del banco.

Ambos copresidentes, que ayer eludieron hacer declaraciones, informaron de las «buenas perspectivas» para que el banco capte capital privado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

La salida de Gayoso y Varela cierra la transformación del nuevo banco