Una quita del 2 % a la deuda le costaría 3.400 millones a la gran banca española

El teórico descuento de los bonos españoles obligaría a captar más capital para superar los requisitos europeos


redacción / la voz

Las nuevas pruebas de resistencia al sector financiero, con las que Europa quiere despejar definitivamente la crisis económica, contemplarán una teórica quita -un descuento- de la deuda de los países periféricos con el objetivo de ajustar todo lo posible el resultado y desvelar las necesidades de capital que tendrían los grandes bancos del continente. A ellos se les exigirá, tras las nuevas pruebas de estrés, una ratio de capital (técnicamente se denomina core tier 1) del 9 %. Es una cifra superior a la que se pide en España (un 8?%), y teniendo en cuenta que para llegar a ese 9?% se descuenta parte de la deuda periférica y otros elementos ahora en estudio.

De entrada, la posible rebaja de un 2?% de la deuda española tendría un considerable impacto sobre los cinco grandes bancos que se someterán a esas pruebas. Son los llamados bancos sistémicos, es decir, aquellos a los que se les puede permitir caer porque arrastrarían a todo el sistema. Se trata de Bankia (la marca ahora de Caja Madrid y otras 6 cajas), Santander, BBVA, Caixabank (La Caixa) y Popular (en proceso de absorción del Pastor). Las cinco suman una exposición a la deuda soberana española (entre Administración pública y entes locales) de casi 170.000 millones de euros. Es el dato a cierre del 2010 que se reflejó, precisamente, en las últimas pruebas de resistencia de la banca europea. Así pues, un descuento del 2?% -que es la cifra que maneja el Gobierno español- le costaría a esas entidades casi 3.400 millones de euros (3.388 en concreto).

Tres cuartos de la deuda

Alrededor del 73?% de toda la deuda española en entidades financieras españolas (231.000 millones de euros) se concentra, precisamente, en esos cinco bancos, con bonos repartidos. Pero al resto de entidades no les afectarán las pruebas de resistencia porque no son consideradas sistémicas. Les bastará con seguir superando un coeficiente del 8?%, un baremo aprobado este año por el Gobierno y que ha supuesto la conversión de las cajas en bancos.

Hay que recordar que esa devaluación del 2?% es simplemente un ejercicio teórico planteado para ver el comportamiento de la gran banca europea en una situación de crac económico. La única quita real que hay sobre la mesa es la de la de deuda de Grecia.

Esos 3.388 millones que supondría para la gran banca devaluar la deuda española es, consecuentemente, capital que tendrán que buscar esos 5 bancos. Explica ello que en las últimas semanas los banqueros más relevantes de España -desde Emilio Botín hasta Francisco González y Ángel Ron- hayan censurado los nuevos criterios de capital que les exigirá Europa. Entienden que si han de tener un colchón extra de solvencia tendrán que recortar de otro lado: habrá menos crédito para familias y empresas.

Con todo, los analistas creen que el mayor impacto no vendrá de esa quita de la deuda, sino de los criterios que se establezcan para contabilizar ese 9?% de capital. Porque no está claro que elementos que sí computan en España (obligaciones convertibles en acciones o provisiones genéricas) cuenten como capital. Si no es así, los cinco grandes tendrían que captar más, a costa de vender activos o, caso extremo, acudir al Estado para una inyección de fondos.

Elena Salgado intentó calmar a las entidades afirmando estar «segura» de que las emisiones de obligaciones convertibles (futuras acciones) contabilizarán como capital de calidad bajo las nuevas exigencias de Bruselas. «Dado que los bonos convertibles son activos que al final se transforman en acciones, tiene todo el sentido que se consideren capital (de máxima calidad», explicó la ministra de Economía.

10.000 millones en Francia

La recapitalización y las nuevas exigencias que plantea Bruselas preocupan a todos el sector financiero en el Viejo Continente. Se calcula que 60 grandes entidades tendrán que captar otros 108.000 millones de euros. El gobernador del banco de Francia, Christian Noyer, estimó que los bancos de su país, con una fuerte exposición a la deuda grieta, necesitarán «menos de 10.000 millones de euros». E insistió en que todas las entidades podrán asumirlo porque están bien capitalizadas, «sin ninguna ayuda del Estado».

53.452 millones ?

BBVA

Una quita del 2?% le recortaría 1.069 millones de capital.

41.805 millones ?

Banco Santander

El recorte de la deuda española le impactaría en 836 millones.

34.332 millones ?

Caixabank

686 millones es el recorte que tendría que hacer.

30.981 millones ?

Bankia

El descuento le afectaría en casi 620 millones de euros.

8.874 millones ?

Banco Popular

Otros 177,5 millones de euros que restar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una quita del 2 % a la deuda le costaría 3.400 millones a la gran banca española