Los concesionarios gallegos venden los coches a precios de hace 10 años

Galicia cerrará el 2011 con 40.000 unidades menos matriculadas que en el año 2007


vigo / la voz

«Comprar un coche en el último trimestre del 2011 es mucho más barato que hace diez años», afirma un empresario del sector gallego de concesionarios. Claro que nunca antes el mercado estuvo tan bajo. Hasta que llegó la crisis, en el año 2008, se matriculaban en Galicia 75.455 vehículos. Al cierre del 2011, la cifra prevista es de 31.000, es decir, 40.000 unidades menos.

La pérdida de clientes es alarmante. Las ventas han caído a un ritmo de 1.500 unidades menos al mes y, solo comparando el 2011 con el anterior ejercicio, el porcentaje es casi un 40 % inferior.

El sector se enfrenta a su peor año con estrategias comerciales agresivas y ofertas impensables, para intentar resucitar un mercado desganado y miedoso, que sitúan el precio de los vehículos por debajo incluso al que alcanzaban hace una década.

Un ejemplo: un Volkswagen Golf que en el año 2001 costaba 20.000 euros hoy puede comprarse por 18.000, y no solo porque los equipamientos actuales ya son de serie y no computan como extras. Joaquín Pérez Bellido, consejero delegado del grupo Pérez Rumbao, explica que, además, «nunca ha sido tan barata la financiación de préstamos al consumo para la compra de coches, hay financiaciones al cero por ciento de interés y largo plazo de más de 5 años».

Por otra parte, la mayoría de los fabricantes extienden las garantías de un vehículo nuevo hasta cuatro, cinco e incluso siete años, por lo que el coste de avería se minimiza o es inexistente. Y a todo esto hay que añadir que la mayor parte de las marcas regalan el mantenimiento a 4 años o incluso un seguro a todo riesgo.

Pero ni con esas. La demanda está en un punto crítico que amenaza con una nueva oleada de despidos y cierres. A principios del 2011, Faconauto, la patronal española de los concesionarios de coches, alertó de la pérdida de 5.000 empleos y el cierre de 500 empresas en todo el país. ¿Qué ha pasado nueve meses más tarde? «No solo confirmamos absolutamente esta previsión, sino que podemos incluso agravarla, dado que las previsiones empeoran y el entorno económico no ha cambiado», explica esta patronal.

1.000 empleos perdidos

Según estas estimaciones, si Galicia supone un 5 % del total del sector nacional, la crisis del 2011 se podría saldar con el cierre de alrededor de 25 concesionarios y la destrucción de 250 empleos, que se sumarían al millar de puestos de trabajo perdidos en el sector gallego desde que comenzó la crisis en el año 2008.

Faconauto tampoco ve atisbos de luz para el 2012. «Confiamos en que el nuevo Gobierno que resulte del 20-N traiga confianza al consumidor. Solo así se podrá detener esta sangría», dicen los concesionarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Los concesionarios gallegos venden los coches a precios de hace 10 años