NCG controlará el 7 % de acciones del banco y se reserva una opción de compra del 15 %

La junta de accionistas una ampliación de capital por importe de 2.465 millones de euros para dar entrada al FROB como inversor externo temporal.


Novacaixagalicia controlará de partida el 7% de las acciones de NCG Banco tras aprobar hoy su junta de accionistas una ampliación de capital por importe de 2.465 millones de euros para dar entrada al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como inversor externo temporal.

La caja se ha reservado una opción de compra por un plazo de un año con la intención de situar su participación en NGC Banco entre el 12% y el 15% antes de diciembre, y se ha marcado el objetivo de llegar a la cifra máxima, siempre en función de los requerimientos de capital finales del banco, según informa una nota de la entidad gallega.

Novacaixagalicia utilizará esa opción de compra, extensible a la totalidad de las acciones del FROB, para cederla a inversores privados, tanto fondos de inversión internacionales, como empresarios gallegos con los que se ha venido negociando en los últimos meses.

Tras la ampliación de capital aprobada hoy en la reunión del consejo y de la junta celebrada en Vigo, el patrimonio neto de NCG Banco se eleva a 4.180 millones de euros y su capital principal, hasta los 5.275 millones, para alcanzar un ratio del 10,45% que le permite cumplir los requerimientos de capitalización.

Como situación de partida, Novacaixagalicia controlará el 7% de las acciones del banco después de que la «due diligence» encargada por el FROB rebajara hasta el 10,56% el valor de los libros de la entidad establecido a 30 de junio: 1.714 millones de euros.

Una vez escriturada y desembolsada la ampliación de capital, el FROB se incorporará al accionariado de NCG Banco y designará hasta tres representantes en el consejo de administración, actualmente integrado por nueve miembros encabezados por José María Castellano como presidente ejecutivo y César González-Bueno como consejero delegado.

La junta de accionistas también ha acordado hoy una modificación de sus estatutos para afirmar su compromiso con «la dinamización del tejido empresarial gallego y el desarrollo económico de Galicia», y ha proseguido con el plan de redimensionamiento de la estructura directiva de Novacaixagalicia, para adaptarla al «nuevo escenario».

La caja será gestionada por un gerente, Guillermo Brea, hasta ahora director de la obra social, y un gerente adjunto, Pedro Otero, actual director de planificación y gestión económica de la obra social.

Novacaixagalicia ya ha suprimido todas sus comisiones y consejos territoriales y mantiene como órganos de gobierno a la asamblea general, el consejo de administración y la comisión de control.

Tras transferir su negocio financiero al banco, la nueva estructura de la caja está integrada por 335 empleados, que en lo que va de año han desarrollado 3.387 actividades sociales y culturales, y dispone de activos afectos a la acción sociocultural por valor de 344 millones de euros.

A la conclusión de la reunión celebrada en Vigo, ningún consejero ha querido hacer valoraciones salvo José Luis Veiga Lage, el más crítico con el procedimiento y las condiciones de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova y luego de la «bancarización» de la entidad resultante.

Veiga ha manifestado que la situación de Novacaixagalicia en NCG Banco es «mucho peor de lo que se podía esperar», ya que aunque «era de esperar una valoración baja por la situación del sistema financiero», entiende que ha habido «un plus»: su «dificultosa» situación económica financiera.

Ha recordado que cuando se selló la fusión de las cajas gallegas se destinaron 3.000 millones de euros a provisiones que se han revelado «insuficientes», y ha considerado que NCG Banco está «en el furgón de cola» de las entidades que pidieron la entrada del FROB, tras CatalunyaCaixa y Unimm.

El consejero ha descrito un panorama «negro» para la obra social, ya que en las actuales circunstancias, con la caja controlando apenas un 7% del capital de NCG Banco, ha calculado que podría rondar los «5 millones de euros o menos».

En cuanto al compromiso adquirido con la Xunta para garantizar la obra social y el compromiso con el tejido empresarial gallego, ha significado que figurará en el preámbulo de los estatutos del banco, «que no es ejecutivo ni imperativo» y por lo tanto «no tiene valor», y lo ha calificado como «un brindis al sol».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

NCG controlará el 7 % de acciones del banco y se reserva una opción de compra del 15 %